15 de abril de 2024

UTILIZAN EL FONDO DE GARANTIA Y SUSTENTABILIDAD DE LA ANSES PARA «HACER CAJA»

El capital del FGS se había duplicado desde la estatización de las AFJP. El gobierno redujo a la mitad el valor del Fondo de Garantía y Sustentabilidad de la Anses. Con nueva metodología, lo valuó en  U$S 32.658 millones, cuando el calculo era de U$S 76.000 mills. Por Marcelo Di Bari Tiempo Arg. 17/01/2024 @mdibari…

El capital del FGS se había duplicado desde la estatización de las AFJP.

El gobierno redujo a la mitad el valor del Fondo de Garantía y Sustentabilidad de la Anses. Con nueva metodología, lo valuó en  U$S 32.658 millones, cuando el calculo era de U$S 76.000 mills.

Por Marcelo Di Bari

Tiempo Arg.

17/01/2024

@mdibari

Mediante un recurso contable, el gobierno redujo a poco menos de la mitad el valor del Fondo de Garantía de la Sustentabilidad (FGS) que maneja la Anses.

Mientras tanto, busca alternativas para su liquidación con el objetivo de reducir la cantidad de títulos de deuda en circulación y hacer caja con la venta de las acciones que lo integran.

De acuerdo a una comunicación emitida este martes, la Anses aplicó “una nueva metodología de valuación regida por valores técnicos de mercado, lo que otorga mayor transparencia”.

En la práctica, dejó de cotizar los activos dolarizados al tipo de cambio oficial y usó un valor equivalente al contado con liquidación (CCL).

Además usó ese método para recalcular hacia atrás toda la serie.

De esa manera, la nueva conducción de la Anses, a cargo del cordobés Osvaldo Giordano (exministro de Finanzas de su provincia durante la gestión de Juan Schiaretti), concluyó que posee en su cartera activos por un total de U$S 32.658 millones.

La cifra es menos de la mitad de los U$S 76.000 millones que había informado la anterior gestión del organismo, a cargo de la camporista María Fernanda Raverta.

Según el informe actualizado a noviembre, entre los activos predominan los títulos públicos (68% del total) y en segundo plano las acciones (17,4%).

En menor medida quedan las inversiones en proyectos productivos o de infraestructura (4,8%) y los préstamos a beneficiarios del sistema previsional (4%).

El resto está compuesto por plazos fijos y colocaciones en otros títulos.

Reducción del valor y liquidación: la estrategia del gobierno sobre el FGS

La reducción del valor del FGS podría quedar como una discusión académica sobre criterios contables si el gobierno de Javier Milei no hubiera informado públicamente su decisión de liquidar el Fondo.

Así lo admitió el secretario de Hacienda, Pablo Quirno, en su visita a las comisiones de Diputados para explicar el proyecto de ley ómnibus que en su artículo 226 autoriza su transferencia al Tesoro.

Quirno anticipó que la estrategia oficial es que el Tesoro rescate los títulos públicos bajo el criterio de “confusión patrimonial” (el acreedor y el deudor es el mismo), lo que permitiría limpiar algo más de U$S 20.000 millones de deuda pública.

El resto se vendería para cubrir alrededor de dos meses de pagos del sistema previsional argentino.

Así “no se lo van a gastar en ninguna timba”, prometió el funcionario.

La discusión, en última instancia, pasa por entender cuál es el rol del Fondo de Garantía y Sustentabilidad.

“No sé de dónde salió que ese Fondo se usa para pagar jubilaciones.

En todo caso para fondeo de créditos.

Es un fondo contracíclico.

No pueden traernos un plan para liquidar el FGS sin explicarnos un programa macroeconómico”, dijo la economista Julia Strada, diputada por Unión por la Patria, durante el debate en comisiones.

La legisladora planteó otra cuestión delicada: que las acciones en poder de la Anses puedan ser recompradas por las empresas, entre las que figuran algunas como Ternium (del grupo Techint), Pampa Holding, Transportadora Gas del Sur, Banco Macro, Grupo Galicia, Aluar y Clarín.

A partir de esa hipótesis, surgen las preguntas de a qué valor el gobierno se desprendería de esas acciones y si la posibilidad de que esas compañías recuperen ese paquete estará atada a alguna reciprocidad en términos de apoyo a la gestión de Milei.

Aun desde el punto de vista económico, la conveniencia de mantener la estructura del FGS parece digna de ser estudiada.

Según expresó en sus redes sociales el periodista y especialista en temas previsionales Ismael Bermúdez, del análisis de la nueva serie elaborada por la Anses surge que “entre diciembre de 2022 y noviembre de 2023, a valor técnico de mercado el Fondo aumentó en U$S 4.951 millones, un incremento del 17,9%”.

Es difícil encontrar en el mercado un rendimiento en dólares de ese calibre en menos de un año.

Sin embargo, de alguna manera desde el Estado se ingeniaron para lograrlo.

El Fondo de Garantía de Sustentabilidad (también conocido por su sigla FGS) es un fondo soberano de inversión argentino, compuesto por diversos tipos de activos financieros, y es parte del Sistema Integrado Previsional Argentino.

Las inversiones del FGS procuran promover el crecimiento económico, generar más empleos y evitar la especulación financiera.

El rendimiento de los activos ha sido utilizado como fuente de financiamiento para programas de seguridad social, incluyendo Conectar Igualdad y PRO.CRE.AR, entre otros.

Los objetivos del FGS son:

  • Atenuar el impacto financiero que sobre el régimen provisional público pudiera ejercer la evolución negativa de variables económicas y sociales.
  • Constituirse como fondo de reserva a fin de instrumentar una adecuada inversión de los excedentes financieros del régimen previsional público garantizando el carácter provisional de los mismos.
  • Contribuir a la preservación del valor y/o rentabilidad de los recursos del Fondo.
  • Atender eventuales insuficiencias en el financiamiento del régimen previsional público a efectos de preservar la cuantía de las prestaciones provisionales.
  • Procurar contribuir, con la aplicación de sus recursos, de acuerdo a criterios de seguridad y rentabilidad adecuados, al desarrollo sustentable de la economía nacional,
  • a los efectos de garantizar el círculo virtuoso entre el crecimiento económico sostenible, al incremento de los recursos destinados al Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) y la preservación de los activos de dicho Fondo.

El capital del Fondo de Garantía de Sustentabilidad se había duplicado desde la estatización de las AFJP.

El monto del FGS, un stock que el Gobierno concibe como reaseguro del sistema de seguridad social, se triplicó desde la estatización​ y trepó al 31 de octubre de 2014, con un crecimiento del 392,1%.

Gracias a la ley 25.994, dictada por la presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner, se incorporaron al sistema previsional más de 2,5 millones de personas que hasta entonces estaban excluidas de la cobertura.

Por entonces, un informe del Banco Mundial destacó la política de protección social al señalar que el haber jubilatorio mínimo era el  equivalente a 442 dólares, el más alto de toda América Latina.

Entre los activos que maneja la Anses, para el FGS se encuentran títulos públicos, acciones de empresas, tenencias de plazos fijos, obligaciones negociables, fondos comunes de inversión, valores representativos de deuda emitidos en el marco de fideicomisos y cédulas hipotecarias.

El FGS está sujeto a distintos organismos encargados de realizar la Auditoría y el monitoreo del manejo de los fondos que integran su cartera.

Entre ellos, el Consejo del FGS ―que incluye representantes de trabajadores, jubilados, empresarios, legisladores, Jefatura de Gabinete y la Anses―, la Comisión Bicameral de Control de los Fondos de la Seguridad Social del Congreso de la Nación, la Gerencia de Control del FGS, la Unidad de Auditoría Interna de la Anses, la Sindicatura General de la Nación, la Auditoría General de la Nación y la Defensoría del Pueblo de la Nación.

MDB/

  • NOTA: Reeditado por la Redacción de la NAC&POP.



Source

Deja una respuesta