28 de febrero de 2024

SOS UN HEROE, TE APOYAN DISNEY, ROCKEFELLER, NO TE DEJES AMEDRENTAR

«Sin haber merecido nada hemos heredado enormes fortunas» dice Marlene Engelhorn (FOTO) «Queremos convertir a la riqueza privada, extrema improductiva en una inversión para nuestra futura democracia común», dicen  Abigail Disney, Valerie Rockefeller y Brian Cox . Por Ignacio Lizaso NAC&POP 20/01/2024 Personajes de la casta de los Rockefeller, Disney y Engelhorn firmaron una declaración…

«Sin haber merecido nada hemos heredado enormes fortunas» dice Marlene Engelhorn (FOTO)

«Queremos convertir a la riqueza privada, extrema improductiva en una inversión para nuestra futura democracia común», dicen  Abigail Disney, Valerie Rockefeller y Brian Cox .

Por Ignacio Lizaso

NAC&POP

20/01/2024

Personajes de la casta de los Rockefeller, Disney y Engelhorn firmaron una declaración que tiende a ridiculizar el discurso leído por Javier Milei en Davos, en particular el tramo final, donde exaltó su veneración por empresarios a los que consagra como héroes por el solo hecho de pertenecer al establishment.

En lugar de relamerse por las demagógicas sugerencias – «no se dejen amedrentar» – vertidas por quien redactó el discurso, a través de ese documento alrededor de 250 archimillonarios reclaman que se les cobren impuestos mucho más elevados.

«Queremos convertir a la riqueza privada, extrema e improductiva, en una inversión para nuestra futura democracia común», coinciden Abigail Disney y Valerie Rockefeller.

También adhirió al reclamo Margen Engelhorn, titular del multinacional gigante químico Basf, con un plantel de trabajo de 110.000 miembros en todo el mundo.

«Sin haber merecido nada hemos heredado enormes fortunas», es la digna confesión de Engelhorn (que acaso conmovería a Friedrich Engels).

Requerida su opinión sobre esta actitud, un habitué de los albergues transitorios oficiales, del Libertador se mudó por unos días al Savoy, arriesgó que podía tratarse de «un invento de los pocos opositores que están contra el DNU».

«Salió en Clarín», se jugó el cronista de turno.

El ministro se redujo a levantar los hombros, el tradicional y-a-mí-qué.

En el plano nacional el gobierno confía en los héroes criollos, léase los diputados de la presunta oposición que a la hora de la verdad decidan viajar en el ómnibus del DNU.

Milei sostuvo que «la lentitud» del tratamiento se debe a que hay diputados que «buscan coimas».

Encabezados por Germán Martínez y Sergio Palazzo, varios legisladores demandaron que diese nombres o se rectificase.

En cualquier momento – sobre todo si el ómnibus arranca con los 129 pasajeros necesarios – Milei elogiará la integridad moral del parlamento.

Las negociaciones son incesantes.

Pero cuesta confiar en gestores como Miguel Ángel Pichetto y Rodrigo de Loredo.

En el mejor estilo Bullrich. tras 17 años como jefe del bloque de diputados del PJ, en 2019 Pichetto trepó (o descendió) a candidato a vicepresidente de Mauricio Macri.

Ahora reclutó 23 legisladores para armar Hacemos Coalición Federal (Hacemos Colisión, parodian con humor) y negocia a la espera de ofertas.

Al frente de ARSAT por decisión de Macri, De Loredo hizo efectivos una serie de despidos por razones ideológicas, fue acusado de utilizar fondos de la empresa para solventar su campaña electoral (2017) y terminó suspendiendo la construcción del satélite ARSAT 3.

En esta etapa de lo que denominan «nuevo radicalismo» ya reservó su butaca en el ómnibus, aparentemente respaldado por Martín Lousteau y con la censura de la guardia vieja: Federico Storani y Juan Manuel Casella.

Interrogado por el diario La Nación sobre la ruptura de la UCR con Macri, Lousteau respondió que «algunos dirigentes hablan más y otros menos» con el padre de la precoz asesora Antonia.

De lo que se deduce que el voto será más o menos positivo, línea que inaugurara Julio César Cleto Cobos (2009), en metáfora que marcó su paso a la posteridad.

Hasta ayer aliado a Gerardo Morales, Facundo Manes parece liderar el sector minoritario del dividido bloque radical.

Dato relevante: según la revista Noticias, el principal mentor que acompaña a De Loredo es su suegro Oscar Aguad.

Se trata de aquel ministro de defensa que para encubrir a Macri embalurdó a los familiares del ARA San Juan ocultando información sobre el trágico desenlace de los 44 tripulantes y negando que se hubiera sometido a sus parientes a groseras operaciones de espionaje.

Luego de un prudente retiro, Aguad ha reaparecido en escena vistiendo la camiseta de la UCR y abogando por la aprobación de la Ley Ómnibus: «tenemos que cumplir con lo que quieren nuestros votantes».

Funcionario en Córdoba, su provincia natal, y Corrientes, como interventor, Aguad mostró temprana afinidad con la actual política libertaria: eliminó el 82 % móvil obtenido por los jubilados, rebajó el 30 % de los sueldos estatales, se mostró en la vida social junto a Luciano Benjamín Menéndez y otorgó un ascenso a Carlos Yanicelli, ex jefe de inteligencia de la policía cordobesa durante la dictadura, condenado a cadena perpetua por crímenes de lesa humanidad.

Dentro del radicalismo, en 2007 Raul Alfonsín destacó que para no traicionar los principios partidarios, en materia de alianzas el límite eran el oficialismo y Macri.

Desoyendo el mandato, Ernesto Sanz, Gerardo Morales, Alfredo Cornejo y Mario Negri se asociaron a Macri en emprendimientos políticos y de los otros.

De ahí que Mendoza y Jujuy se hayan contado entre las 4 provincias que recibieron «los adelantos financieros» de mayor monto.

Lanzado al vacío, Sanz tuvo la osadía de negar que esa hubiera sido la posición del caudillo de Chascomús y como creyó que no era suficiente llegó a decir: «Alfonsín habría estado en primera fila» junto al PRO.

Han transcurrido 8 años y todo indica que entre los pasajeros de la Ley Ómnibus se verán las caras de unos cuantos radicales colaboracionistas.

Para justificar el renuncio, ¿alguno se animará a reiterar la patraña urdida por Sanz conjeturando la presencia de Alfonsín en primera fila?

Antes de los comicios, en un brote precisamente de alfonsinitis, Morales señaló que el límite era Milei, al que calificó de «pelele de Macri».

Corrían días de confusión generalizada, ya que para Milei el límite eran «Toto» Caputo y la Bullrich.

Volvamos a Milei límite.

A menudo las letras resultan ser a las palabras lo que los dedos a las manos.

No siempre las letras permanecen inmóviles en el sitio que les han asignado en una determinada palabra.

En otros casos hacen rancho aparte.

Curiosamente (o no) las cinco letras que conforman el apellido Milei también están presentes en las seis de límite.

Reveladora sociedad.

Ahondando esta incursión en el universo de las letras y sus diversas misiones surge otra coincidencia.

Si padecés hambre, te despidieron del laburo o se viene el desalojo

Te apoyan Rockefeller y Disney.

No te dejes amierdentar

Sos un héroe.

Las últimas cinco de las seis letras de héroes – mitológica categoría recreada en Davos – tienen cabida entre las que integran el vocablo…

soretes.

 

Como para los apóstoles, para las letras todo es misión.

 

IL/



Source

Deja una respuesta