16 de abril de 2024

¿Qué es el «catfishing» y qué puedes hacer si eres víctima de él?

Nota del editor: Este artículo forma parte de «Systems Error», una serie de CNN As Equals que investiga cómo tu género influye en tu vida en Internet. Para más información sobre cómo se financia CNN As Equals, consulta nuestras preguntas frecuentes. CNN — El llamado «catfishing» se refiere a cuando una persona utiliza información e…

Nota del editor: Este artículo forma parte de «Systems Error», una serie de CNN As Equals que investiga cómo tu género influye en tu vida en Internet. Para más información sobre cómo se financia CNN As Equals, consulta nuestras preguntas frecuentes.

CNN — El llamado «catfishing» se refiere a cuando una persona utiliza información e imágenes falsas para crear una identidad falsa en línea con la intención de engañar, acosar o estafar a otra persona. Se da con frecuencia en las redes sociales o en aplicaciones y sitios web de citas como una táctica común utilizada para entablar relaciones en línea bajo falsos pretextos, a veces para atraer a la gente hacia estafas financieras.

La persona que finge, o el «catfish», también puede obtener imágenes íntimas de una víctima y utilizarlas para extorsionarla o chantajearla. Esto se conoce como «sextorsión», o puede utilizar otra información personal compartida con ellos para cometer un robo de identidad.

Se cree que el término tiene su origen en el documental de 2010 «Catfish», en el que un joven Nev Schulman inicia una relación en línea con la adolescente «Megan», que resulta ser una mujer mayor.

En la escena final del documental, el marido de la mujer cuenta una anécdota sobre cómo se solía exportar bacalao vivo desde Alaska junto con bagres, «catfish» en inglés, que mantenían al bacalao activo y alerta. Lo comparó con las personas que en la vida real mantienen alerta a los demás, como su mujer. Schulman produjo la docuserie «Catfish».

¿Por qué la gente practica el «catfishing»?

Hay muchas razones por las que la gente recurre al catfishing, pero la más común es la falta de confianza, según la Fundación Cybersmile, sin fines de lucro centrada en el bienestar digital. La fundación afirma que si alguien no está contento consigo mismo, puede sentirse más feliz haciéndose pasar por alguien más atractivo para los demás.

También pueden ocultar su identidad para trollear a alguien, para entablar una relación distinta de la que ya tienen o para extorsionar o acosar a otras personas. Algunas personas utilizan el catfishing para explorar sus preferencias sexuales.

Los estudios han demostrado que los «catfish» suelen ser hombres con estudios, y un estudio de 2022 descubrió que es más probable que los agresores procedan de entornos religiosos, lo que posiblemente les proporciona una forma de entablar relaciones sin las limitaciones a las que se enfrentan en la vida real, escriben los autores.

En otro estudio publicado el año pasado, Evita March, profesora titular de Psicología en la Universidad de la Federación de Australia, descubrió que las personas con rasgos fuertes de personalidad como el sadismo, la psicopatía y el narcisismo eran más propensas a practicar el catfishing.

March declaró a CNN que los resultados son preliminares y que a su equipo le gustaría investigar más a fondo si ciertos rasgos de personalidad conducen a tipos específicos de comportamiento de catfishing.

En Estados Unidos, las estafas románticas derivadas del catfishing figuran entre las que más pérdidas económicas registran de todos los delitos cometidos a través de Internet. Un total de 19.050 estadounidenses declararon haber perdido casi US$ 740 millones a manos de estafadores románticos en 2022.

En el Reino Unido, la Oficina Nacional de Inteligencia contra el Fraude recibió más de 8.000 denuncias de fraudes románticos en el ejercicio 2022, por un total de más de 92 millones de libras (US$ 116,6 millones) perdidos, con una pérdida media de 11.500 libras (US$ 14.574) por víctima.

En Singapur, las estafas románticas se encuentran entre las 10 estafas más denunciadas. La cantidad de dinero que el estafador puede obtener de sus víctimas aumentó en más de un 30%, pasando de 33,1 millones de SGD (US$ 24 millones) en 2020 a 46,6 millones de SGD (US$ 34 millones) al año siguiente.

El catfishing también se está produciendo cada vez más a escala industrial con el aumento de los «centros de estafa cibernética» que tienen vínculos con la trata de personas en el sudeste asiático, según la Interpol.

Algunas víctimas de trata se ven obligadas a convertirse en estafadoras creando cuentas falsas en redes sociales y perfiles de citas para estafar y extorsionar millones de dólares a personas de todo el mundo utilizando diferentes esquemas, como sitios falsos de inversión en criptomonedas.

¿Quiénes son las víctimas más comunes del «catfishing»?

El catfishing solía ocurrir más entre adultos a través de sitios de citas en línea, pero ahora se ha vuelto igualmente común entre adolescentes, según la Fundación Cybersmile.

Una investigación realizada por Snapchat el año pasado entre más de 6.000 adolescentes y jóvenes de la Generación Z en Alemania, Australia, Estados Unidos, Francia, India y Reino Unido reveló que casi dos tercios de ellos o de sus amigos habían sido víctimas del catfishing o de hackers para obtener imágenes privadas que luego utilizaban para extorsionarlos.

También es probable que las personas mayores pierdan más dinero a causa del catfishing. En 2021, los estadounidenses perdieron US$ 500 millones por estafas románticas perpetradas por personas que utilizaban personajes falsos o se hacían pasar por otros, y las mayores pérdidas se pagaron en criptomoneda, según la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos (FTC, por sus siglas en inglés). El número de denuncias se multiplicó por diez entre los jóvenes (de 18 a 29 años), pero las personas mayores (de más de 70 años) declararon en general haber perdido más dinero.

En Australia, un tercio de las estafas románticas y de citas se saldan con pérdidas económicas: las mujeres pierden más del doble que los hombres, y las personas mayores vuelven a perder más dinero que los menores de 45 años, según datos del Centro Nacional Antiestafas del país.

«Las estafas románticas son una de las cosas más difíciles de evitar. Es manipulación emocional», explica Ngo Minh Hieu, exhacker vietnamita y fundador de Chong Lua Dao (luchadores contra la estafa), una organización sin fines de lucro dedicada a la ciberseguridad.

Desde 2020, Hieu sigue de cerca las tendencias para ayudar a las víctimas de estafas, dice, y explica que, según su experiencia, un estafador suele acercarse a una víctima con la intención premeditada de estafarla.

Es probable que utilicen información personal que extraen de las cuentas de redes sociales de la víctima, o pueden haber comprado esos datos a usuarios en grupos de chat privados simplemente proporcionando un número de teléfono de una víctima potencial.

Señales de que te están haciendo «catfishing»

Según los expertos, hay muchas señales que pueden ayudar a detectar a un catfish.

En primer lugar, es posible que se ponga en contacto contigo de la nada, inicie conversaciones regulares contigo y te llene de cumplidos para ganarse rápidamente tu confianza. En sus primeras conversaciones pueden indicar cualidades deseables, como riqueza o atractivo, pero luego rara vez o nunca te llaman, ya sea por teléfono o en una videollamada.

No suelen tener muchos amigos en las redes sociales y sus publicaciones suelen ser escasas. Los resultados de las búsquedas con su nombre pueden no arrojar muchos resultados y sus historias suelen ser incoherentes. Por ejemplo, detalles personales como dónde viven o van al colegio pueden cambiar cuando se vuelve a hablar de ellos.

Otra señal clásica es si los sentimientos que declaran por ti se intensifican rápidamente y al cabo de poco tiempo. Un catfish puede pedirte imágenes delicadas y dinero.

Muchos estafadores utilizan fotos de otras personas en sus falsos personajes, lo que puede ser posible de detectar utilizando una búsqueda inversa de imágenes.

Con la explosión de la tecnología de IA, los estafadores pueden generar ahora imágenes únicas y realistas para utilizarlas como fotos de perfil. Pero Hieu explica que, gracias a sus patrones incorporados por diseño, las imágenes generadas por IA pueden detectarse, utilizando herramientas como AI-Generated Image Detector.

Qué hacer si caíste en una estafa de «catfishing»

Si crees que estás siendo víctima de catfishing, hay medidas que puedes tomar para protegerte y ayudar a poner fin a esta práctica.

Los expertos aconsejan no tener miedo a hacer preguntas directas o a desafiar a la persona que crees que te está haciendo catfishing. Puedes hacerlo preguntándole por qué no está dispuesta a llamarte o a quedar cara a cara, o cuestionando cómo puede declararte su amor tan rápidamente.

Fangzhou Wang, profesora de Ciberdelincuencia de la Universidad de Texas en Arlington, y sus colegas enviaron cerca de 200 mensajes disuasorios a estafadores activos en un estudio realizado en 2020 y llegaron a la conclusión de que esto podía hacer que los estafadores respondieran menos o, en algunos casos, admitieran haber obrado mal.

Un ejemplo de uno de los mensajes fue «Sé que estás estafando a gente inocente. Mi amigo fue arrestado recientemente por el mismo delito y se enfrenta a cinco años de cárcel. Deberías dejarlo antes de que corras la misma suerte».

Debes pensar en interrumpir toda comunicación con el catfish y abstenerte de enviarle dinero ante el riesgo de que te exija más. Los expertos afirman que los estafadores siguen teniendo como objetivo a quienes se involucran más con ellos.

También es útil proteger tus cuentas en línea y asegurarte de que tu información personal se mantiene privada en Internet.

El experto en ciberseguridad Hieu explicó que para ello se aconseja poner en modo privado en las redes sociales datos personales como el número de teléfono, la dirección de correo electrónico y la fecha de nacimiento. También puedes comprobar si tu correo electrónico se ha visto comprometido en una filtración de datos utilizando herramientas como el sitio web Have I Been Pwned.

Instalar la autenticación de dos factores en tus cuentas también puede ayudarte a protegerte contra el acceso no autorizado. Esto requiere que des un segundo paso para verificar tu identidad al iniciar sesión en un servicio, por ejemplo, mediante un SMS o un dispositivo físico, como un llavero.

Ser objeto de catfishing también puede tener un impacto significativo en tu salud mental, ya que muchas víctimas quedan incapaces de confiar en los demás y algunas quedan avergonzadas por haber caído en la estafa. Un estudio de 2019 encontró que los hombres jóvenes LGBTQ + en las zonas rurales de Estados Unidos que experimentaban catfishing en las aplicaciones de citas se sentían enojados y temerosos.

Si alguien fue «sextorsionado», puede continuar temiendo que sus imágenes resurjan en línea en el futuro.

March, de la Universidad Federation de Australia, recomendó mejorar la alfabetización digital y ser conscientes de las posibles señales de alarma. También hizo hincapié en la necesidad de reconocer la epidemia de soledad actual, que «hace que la gente sea quizá más susceptible a las estafas de catfishing», dijo.

Buscar el apoyo profesional de un consejero o hablar con amigos y familiares solidarios es una forma de abordar la soledad, añadió March.

¿Es el «catfishing» un delito?

El catfishing no es explícitamente un delito, pero las acciones que suelen acompañarlo, como la extorsión a cambio de dinero, regalos o imágenes sexuales, son delitos en muchos lugares.

El principal reto en la lucha contra el fraude en línea es la cuestión de la jurisdicción, según un estudio de 2020 sobre el tratamiento policial de las víctimas de fraude en línea en Australia. La policía tradicional actúa dentro de territorios específicos, pero Internet ha difuminado estas fronteras, escribe el autor.

Los ciberdelincuentes de un país también pueden dirigirse a víctimas de otros países, lo que complica la labor policial, y las víctimas a menudo se enfrentan a dificultades y frustraciones cuando intentan denunciar los ciberdelitos, lo que puede traumatizarlas aún más.

Wang explicó a CNN que las redes privadas virtuales (VPN), las credenciales falsificadas y los métodos de comunicación anónimos dificultan enormemente la determinación de identidades o ubicaciones.

Los estafadores también se han aprovechado de la proliferación de la inteligencia artificial, como los personajes generados por IA, lo que complica la capacidad de las autoridades policiales para reunir pruebas y construir casos contra el estafador.

«Las fuerzas del orden, a menudo limitadas por la escasez de recursos y la priorización de casos en función de la gravedad y el impacto directo, podrían no dar prioridad fácilmente a los casos de catfishing sin pérdidas financieras sustanciales o daños físicos», dijo Wang a CNN.

En Estados Unidos existen algunos precedentes legales. En 2022, una mujer que había creado múltiples perfiles falsos para captar a hombres adinerados fue acusada de extorsión, ciberacoso y amenazas interestatales, y el año pasado fue condenada en un acuerdo con la fiscalía.

En el Reino Unido, aunque el catfishing en sí no está tipificado como delito, si la persona que utiliza un perfil falso realiza actividades ilegales, como obtener beneficios económicos o acosar, puede ser castigada por la ley.

China tiene una ley que implica a las personas que permiten que sus sitios web o plataformas de comunicación se utilicen para fraudes y otras actividades ilegales, en virtud del artículo 46 de la Ley de Ciberseguridad.

En Estados Unidos, las estafas románticas derivadas del catfishing figuran entre las que más pérdidas económicas reportan del conjunto de delitos cometidos en Internet. Crédito: Maryna Terletska/Moment RF/Getty Images

Cómo denunciar a un «catfish»

Si un catfish te engañó para que le enviaras dinero, puedes acudir inmediatamente a las autoridades y a tu banco, dependiendo de dónde te encuentres.

Si se han producido actividades que son delito en su país por haber sido víctima de catfishing, como extorsión, robo de identidad o acoso, la policía u otras autoridades, como comisiones específicas dedicadas a la delincuencia en línea, pueden ser su primera instancia.

El organismo del gobierno australiano responsable de la seguridad en Internet, el e-safety commissioner, aconseja reunir todas las pruebas posibles, incluidas capturas de pantalla del estafador y de los chats con él para conservarlas como prueba.

Dependiendo del caso, también puedes presentar una denuncia por abuso o suplantación de identidad contra el catfish directamente en la plataforma en la que te comunicas con él.

Si crees que la persona con la que hablas no es quien dice ser, la mayoría de las grandes plataformas de redes sociales te dan la opción de denunciarla por suplantación de identidad u otras formas de abuso, entre ellas Facebook, Instagram, TikTok, X, Telegram, Tinder y WhatsApp. WeChat también ofrece un canal para denunciar a otro usuario por acoso, fraude o actividad ilegal, mientras que Telegram crea un hilo antiestafa para que los usuarios denuncien a los estafadores.

¿Cómo puedes protegerte contra el «catfishing»?

No eres responsable de los comportamientos de catfish de los demás, pero estar atento y alerta en internet ayuda mucho.

Asegúrate de que tus cuentas en línea están protegidas y utiliza la autenticación de dos factores. Cuando navegues por Internet, puedes utilizar una red privada virtual (VPN), que dificulta el seguimiento de tu actividad en la red.

En muchos países, como Estados Unidos, el Reino Unido y Australia, las víctimas han denunciado haber sido presas de catfish que las engañaron para que pusieran dinero en sitios falsos de inversión en criptomoneda.

Si alguien con quien has estado hablando te pide que pongas dinero en un sitio de inversión, piénsatelo dos veces. La Organización Mundial Antiestafas dispone de una base de datos de sitios web fraudulentos generada por sus propias investigaciones y los avisos del público para ayudarte a saber si te están estafando.

Si eres padre, esta guía facilitada por la plataforma británica National College sugiere comunicar a tus hijos los riesgos con eficacia y sensibilidad. También puede ayudarles a denunciar y bloquear las cuentas de catfish e informar a la policía si han sido objeto de algo ilegal o inapropiado.

Dado que el catfish suele acercarse a un objetivo basándose en la información personal publicada en las redes sociales, la Unicef pide a los menores que conozcan sus derechos ante el que sus padres compartan sus fotos y otros contenidos en línea, especialmente cuando son menores de edad.

Fuente

Deja una respuesta