21 de mayo de 2024

Prohibir TikTok atenta contra la libertad de expresión

La aplicación TikTok aparece en la pantalla de un iPhone el 24 de abril de 2024. (Joe Raedle / Getty Images) La semana pasada, Joe Biden firmó un proyecto de ley que obliga a TikTok, de propiedad china, a optar por venderse a una empresa estadounidense o ser prohibida en Estados Unidos. Se trata de…

La aplicación TikTok aparece en la pantalla de un iPhone el 24 de abril de 2024. (Joe Raedle / Getty Images)

La semana pasada, Joe Biden firmó un proyecto de ley que obliga a TikTok, de propiedad china, a optar por venderse a una empresa estadounidense o ser prohibida en Estados Unidos. Se trata de un ataque a la libertad de expresión dirigido, entre otras cosas, a suprimir las críticas al genocidio que lleva adelante Israel. Por Caitlyn Clark *

Casi la mitad de la población estadounidense utiliza TikTok. Es la app más descargada del país y del mundo. Y el pasado miércoles, el Presidente Joe Biden firmó su prohibición.

Los miembros del Congreso que apoyan el proyecto de ley anti-TikTok desde ambos lados del pasillo trataron de enfatizar que «no es una prohibición» sino una venta forzosa. La «prohibición» exige a la empresa tecnológica china ByteDance, propietaria de TikTok, que venda la aplicación a una empresa con sede en Estados Unidos en un plazo de doce meses o la aplicación será prohibida en Estados Unidos.

ByteDance respondió que se negará a vender y que, en su lugar, luchará contra la prohibición en los tribunales. ByteDance cree que puede ganar el juicio, basándose en el precedente de los tribunales federales que bloquearon un intento de prohibición en Montana en noviembre de 2023. El expresidente Donald Trump también intentó prohibir TikTok dos veces por orden ejecutiva cuando estaba en el cargo; esos esfuerzos también fueron anulados por los tribunales.

Los legisladores citan la privacidad de los datos y la seguridad nacional como las principales preocupaciones detrás de la prohibición. Pero otros fueron más explícitos: les preocupa cómo la aplicación está influyendo en las opiniones políticas de los estadounidenses, especialmente entre los votantes jóvenes.

El debate sobre la prohibición de TikTok en el Congreso estuvo plagado de incitación al odio y de alarmismo antichino. El senador Mark Warner, demócrata de Virginia, se refirió a TikTok como una «herramienta de propaganda del Partido Comunista». Y el senador Pete Ricketts, republicano de Nebraska, dijo:

Los hashtags pro-palestinos y pro-Hamas están generando cincuenta veces más visitas en TikTok ahora mismo (…). Estos vídeos tienen más alcance que los diez principales sitios web de noticias de Estados Unidos juntos. Esto no es una coincidencia. El Partido Comunista Chino lo está haciendo a propósito.

El senador continuó culpando a TikTok y al gobierno chino de las protestas estudiantiles que comenzaron en la Universidad de Columbia y desde entonces se extendieron a docenas de campus universitarios de todo el país.

No hay pruebas concretas que apoyen la idea de que las ideas políticas que se comparten en TikTok son más progresistas o favorables a Palestina que las que se encuentran en otras plataformas o de que su tendencia es más progresista que la de la población en general, ya que casi el 70% de los votantes apoya ahora un alto el fuego en Gaza. No está claro cómo gestiona el algoritmo de TikTok el contenido político. Pero una de las mayores preocupaciones de los legisladores es que la plataforma ofreció una nueva vía para la difusión viral de mensajes políticos fuera de los medios tradicionales.

Esto no quiere decir que TikTok no plantee problemas de privacidad de datos. Pero como escribe Paris Marx, las opacas prácticas de privacidad de datos de TikTok no son específicas de TikTok o de China. TikTok es una empresa privada. Al igual que todas las empresas de medios sociales con ánimo de lucro, tanto las estadounidenses como las chinas, hay preocupaciones genuinas sobre el uso de datos, pero la prohibición de TikTok no las solucionará.

«El deseo del gobierno de EE.UU. de prohibir TikTok en lugar de tomar medidas en toda la industria es una buena indicación de que su campaña no es realmente acerca de la seguridad nacional o la protección de datos», señala Marx, «sino algo mucho más profundo: a saber, la preservación de la hegemonía económica y geopolítica estadounidense».

En este sentido, el gobierno federal ve mucho que ganar con la prohibición de TikTok. Afirmar el control sobre empresas tecnológicas chinas muy rentables ayudará a empresas estadounidenses como Meta a mantener el dominio en el espacio de las redes sociales, una consideración importante dada la creciente rivalidad entre las grandes potencias de Estados Unidos y China. La prohibición también puede permitir al gobierno estadounidense un control más estricto sobre la narrativa de los medios de comunicación, en particular en torno a la cada vez más impopular guerra de Israel contra Gaza y la represión gubernamental de las protestas.

Soy creadora de contenidos en TikTok, junto a millones de personas. TikTok me permitió llegar a millones de personas para compartir ideas sobre movimientos por la justicia social y económica. Recientemente, estuve cubriendo, con entrevistas a estudiantes en la ciudad de Nueva York, la oleada de protestas estudiantiles que pide un alto el fuego en Gaza y la desinversión para los fabricantes de armas y otros vínculos financieros con el apartheid israelí. Si se prohíbe TikTok, se apagará mi voz y la de muchos otros que se oponen explícitamente al apoyo de nuestro gobierno a Israel y difunden el creciente movimiento de protesta.

No está claro si la prohibición se mantendrá en los tribunales. Y si se mantiene la venta forzosa, tampoco está claro si doce meses serán suficientes para que la venta supere la burocracia legal y financiera. En cualquier caso, pasará al menos un año antes de que veamos cambios en la aplicación y su disponibilidad en Estados Unidos.

Sin embargo, si la prohibición de TikTok prospera, supondrá un duro golpe a la libertad de expresión, sin proteger realmente los datos de los usuarios. Significará restringir el acceso a noticias e ideas políticas simplemente porque el gobierno federal quiere suprimir las ideas que se comparten y popularizan en la plataforma, como la oposición al apoyo estadounidense al genocidio de Israel en Gaza.

 

*Nota publicada en Revistra Jacobin

 

ANRed te necesita – #SubitealaANREDIANETA

Día a día intentamos brindarte información de calidad y ofrecerte un punto de vista diferente sobre lo que sucede. Somos un medio comunitario, alternativo, popular y autogestivo. Vivimos en tiempos de una crisis económico-social profunda y compleja. En ese contexto, ANRed sólo puede seguir creciendo con tu ayuda.

Podés aportar otro importe por CBU: 0440053040000248921330 (Banco Hipotecario)

Si tenés alguna duda, o querés saber más sobre nosotros, podés comunicarte al 11-2250-6241 o por mail (redaccion@anred.org).

También podés seguirnos en nuestras redes sociales: FacebookXInstagram


Source

Deja una respuesta