24 de junio de 2024

OpenAI publica los correos electrónicos de Elon Musk: “Nos entristece haber llegado a esto”

0

Nueva York (CNN) — OpenAI le devolvió el golpe Elon Musk, después de que el millonario demandara a la empresa de ChatGPT la semana pasada por buscar ganancias y desviarse de su misión original sin fines de lucro. La noche de este martes, OpenAI publicó varios correos electrónicos de Musk que datan de los primeros…

Nueva York (CNN) — OpenAI le devolvió el golpe Elon Musk, después de que el millonario demandara a la empresa de ChatGPT la semana pasada por buscar ganancias y desviarse de su misión original sin fines de lucro. La noche de este martes, OpenAI publicó varios correos electrónicos de Musk que datan de los primeros días de la empresa en los que él parece reconocer que la compañía necesitaba ganar mucho dinero para financiar los increíbles recursos informáticos necesarios para impulsar sus ambiciones de inteligencia artificial (IA).

En los correos electrónicos, parte de los cuales fueron editados, Musk argumenta que la empresa no tenía prácticamente ninguna posibilidad de construir una plataforma de IA generativa con éxito únicamente recaudando dinero en efectivo, y que la empresa necesitaba encontrar fuentes alternativas de ingresos para sobrevivir.

En un correo electrónico del 22 de noviembre de 2015 al CEO Sam Altman, Musk, cofundador de OpenAI, dijo que la compañía necesitaba recaudar mucho más de US$ 100 millones para “evitar sonar incompetente”. Musk sugirió un compromiso de financiación de US$ 1.000 millones y prometió que cubriría lo que no se consiguiera recaudar.

OpenAI, en una entrada de blog la noche de este martes, dijo que Musk nunca cumplió su promesa, al comprometer US$ 45 millones en financiación para OpenAI, mientras que otros donantes recaudaron US$ 90 millones. Musk no respondió a una solicitud de comentarios.

Musk, en un correo electrónico del 1 de febrero de 2018, dijo a los ejecutivos de la compañía que el único camino a seguir para OpenAI era que Tesla, su compañía de automóviles eléctricos, la comprara. La empresa se negó, y Musk dejó OpenAI más tarde ese año.

En diciembre de 2018, Musk envió un correo electrónico a Altman y otros ejecutivos diciendo que OpenAI no sería relevante “sin un cambio drástico en la ejecución y los recursos”.

“Esto necesita miles de millones al año de inmediato u olvídenlo”, escribió Musk por correo electrónico. “Realmente espero equivocarme”.

Los ejecutivos de OpenAI estuvieron de acuerdo. En 2019, formaron OpenAI LP, una entidad con fines de lucro que existe dentro de la estructura de la compañía más grande. Esa empresa con fines de lucro llevó a OpenAI de prácticamente no tener valor a una precio de US$ 90.000 millones en solo unos pocos años, y a Altman se le acredita, en gran parte, como el cerebro de ese plan y la clave del éxito de la compañía.

Desde entonces, Microsoft ha invertido US$ 13.000 millones en una estrecha colaboración con OpenAI.

La demanda de Musk, presentada la semana pasada ante un tribunal del estado de California, afirma que la empresa y su asociación con Microsoft violaron los estatutos fundacionales de OpenAI, lo que representa un incumplimiento de contrato. Musk pide un juicio con jurado y que la empresa, Altman y el cofundador Greg Brockman le devuelvan las ganancias que recibieron del negocio.

OpenAI se fundó como un control a lo que sus fundadores consideraban una grave amenaza que la inteligencia artificial generativa, o AGI, suponía para la humanidad. La empresa creó una junta de supervisores para revisar cualquier producto que la empresa creara, y el código de sus productos se hizo público.

La empresa afirma en su blog que no se ha desviado de su misión y que desestimará todas las afirmaciones de Musk. Dijo que su tecnología está ampliamente disponible y mejora la vida de las personas, mientras que la empresa sigue comprometida con la seguridad de sus productos.

“Nos entristece haber llegado a esto con alguien a quien hemos admirado profundamente, alguien que nos inspiró a apuntar más alto, luego nos dijo que fracasaríamos, fundó un competidor y luego nos demandó cuando empezamos a hacer progresos significativos hacia la misión de OpenAI sin él”, dijo la compañía en su entrada de blog.


Fuente

Deja una respuesta