21 de mayo de 2024

Los funcionarios describen qué llevó a la cancelación de último minuto del lanzamiento tripulado del Boeing Starliner

(CNN) — Los astronautas de la NASA habían llegado a las últimas horas antes de un esperado intento de lanzamiento a bordo de la cápsula Starliner de Boeing, la primera misión tripulada de la nueva nave espacial. Pero la misión fue cancelada unas dos horas antes de que el reloj de cuenta regresiva llegara a…

(CNN) — Los astronautas de la NASA habían llegado a las últimas horas antes de un esperado intento de lanzamiento a bordo de la cápsula Starliner de Boeing, la primera misión tripulada de la nueva nave espacial.

Pero la misión fue cancelada unas dos horas antes de que el reloj de cuenta regresiva llegara a cero debido a un problema con una válvula en el cohete Atlas V, un vehículo de carga construido en Alabama por United Launch Alliance que lanzará la cápsula Starliner al espacio.

Los funcionarios de lanzamiento aún no saben cuándo harán un segundo intento para despegar Starliner, aunque están apuntando al viernes 10 de mayo.

«Vale la pena esperar por las cosas buenas, y pronto tendremos la oportunidad de ver ese cohete y la nave espacial despegar aquí», dijo el administrador asociado de operaciones espaciales de la NASA, Ken Bowersox, durante una conferencia de prensa el lunes por la noche. “Todavía tenemos que recopilar más datos. Todavía no tenemos un plan definitivo para ustedes; lo tendremos tan pronto como podamos proporcionárselos”.

La válvula en cuestión está ubicada en la segunda etapa del cohete Atlas V, o en la parte superior del vehículo que está conectado a la nave espacial Starliner.

Ocasionalmente, las válvulas pueden llegar a una posición en la que empiezan a “zumbir” al abrirse y cerrarse rápidamente, dijo Tory Bruno, director ejecutivo de United Launch Alliance.

Un poco de zumbido está bien, pero demasiado podría generar que la válvula falle, dijo Bruno. Y ahora los ingenieros necesitan determinar si el componente se abrió y cerró lo suficiente como para causar preocupación.

Los funcionarios pasarán un día evaluando el problema y determinando si es necesario reemplazar la válvula y retirar el cohete de la plataforma de lanzamiento.

Por qué este lanzamiento es tan importante

Starliner, que Boeing diseñó para rivalizar con la prolífica cápsula Crew Dragon de SpaceX , estaba programado para despegar para su prueba inaugural con tripulación a las 10:34 pm hora del este de EE.UU. de este lunes desde la Estación de la Fuerza Espacial de Cabo Cañaveral en Florida.

Esta misión, denominada Prueba de vuelo con tripulación, podría ser el último hito importante antes de que la NASA considere que la nave espacial de Boeing está lista para operaciones de rutina como parte del Programa de tripulación comercial de la agencia federal. El Starliner se uniría al Crew Dragon de SpaceX en el impulso de la NASA para colaborar con socios de la industria privada, ampliando las opciones de Estados Unidos para transportar astronautas a la Estación Espacial Internacional.

Los miembros de la tripulación de la misión son los astronautas veteranos Suni Williams y Butch Wilmore, cada uno de los cuales se ha aventurado al espacio en dos viajes anteriores a bordo del transbordador espacial de la NASA y de las misiones rusas Soyuz.

Los astronautas de la NASA Suni Williams (izquierda) y Butch Wilmore posan después de llegar al Centro Espacial Kennedy el 25 de abril, en Cabo Cañaveral, Florida, antes de la prueba de vuelo de la tripulación Boeing Starliner. (Crédito: Terry Renna/AP)

«Están comprobando muchos de los sistemas: el soporte vital, el control manual», dijo el administrador de la NASA, Bill Nelson, durante una conferencia de prensa el viernes. «Por eso incorporamos a dos pilotos de pruebas y, por supuesto, las credenciales de Butch y Suni son extensas».

Este sería sólo el sexto viaje inaugural de una nave espacial tripulada en la historia de Estados Unidos, señaló Nelson: «Comenzó con Mercurio, luego con Gemini, luego con Apolo, el transbordador espacial, luego el Dragon (de SpaceX) y ahora Starliner».

Williams también se convertirá en la primera mujer en unirse a una misión de este tipo.

Qué esperar

¿Si todo va según lo planeado después del lanzamiento, la nave espacial, que transporta a los astronautas, se separará del cohete Atlas V después de alcanzar la órbita y comenzará a encender sus propios motores. Luego, el Starliner pasará más de 24 horas avanzando gradualmente hacia la estación espacial.

Williams y Wilmore pasarán aproximadamente una semana a bordo del laboratorio orbital, uniéndose a los siete astronautas y cosmonautas que ya están a bordo, mientras el Starliner permanece atracado afuera.

Luego, los dos regresarán a casa a bordo de la misma cápsula Starliner, que se espera que se lance en paracaídas y aterrice en uno de varios lugares designados en todo el suroeste de Estados Unidos.

Boeing contra SpaceX

Mucho está en juego en un vuelo de prueba sin problemas. La NASA ha estado esperando media década para que Starliner comenzara a volar con tripulación, y el desarrollo de Starliner estuvo plagado de años de retrasos, contratiempos y errores garrafales. En términos más generales, Boeing como empresa ha sufrido años de escándalos en su división de aviones que han empañado la marca del gigante aeroespacial.

«Pasamos por un proceso bastante riguroso para llegar hasta aquí», dijo Mark Nappi, vicepresidente y director del programa Starliner de Boeing, sobre el proceso de desarrollo durante la sesión informativa del viernes. “Y realmente mi fuente de confianza proviene de pasar por ese proceso”.

Si tiene éxito, el vuelo de prueba con tripulación podría poner a Boeing en cola para comenzar a realizar viajes de rutina a la estación espacial en nombre de la NASA.

La agencia espacial estadounidense seleccionó a Boeing para desarrollar Starliner, junto con SpaceX y su cápsula Crew Dragon, en 2014, con la esperanza de que las compañías comerciales pudieran crear nuevos medios complementarios para transportar astronautas a la Estación Espacial Internacional después de que el programa del transbordador espacial se retirara en 2011.

SpaceX finalmente venció a Boeing en la plataforma de lanzamiento, llevando a cabo su prueba de vuelo tripulado de la cápsula Crew Dragon en mayo de 2020. SpaceX ha manejado la mayoría de las necesidades de transporte de tripulaciones de la NASA desde entonces.

“Aplaudimos a SpaceX. Eso es algo muy importante para nuestro país y muy importante para que la NASA tenga ese acceso”, dijo Nappi durante una rueda de prensa en marzo. «Y también esperamos ofrecer (servicios de transporte de astronautas)».


Fuente

Deja una respuesta