19 de junio de 2024

La inteligencia artificial te permite hablar con Jesús o Satanás. ¿Qué te dicen?

0

(CNN) — En su éxito de 2013 “Beer With Jesus”, el cantante country Thomas Rhett imagina un encuentro en la barra de un bar con su señor y salvador cristiano. “Si pudiera tomarme una cerveza con Jesús […]Me aseguraría de dejarle hablar a élCuidado cuando tenga la oportunidad de preguntarComo pusiste la otra mejillaPara salvar…

(CNN) — En su éxito de 2013 “Beer With Jesus“, el cantante country Thomas Rhett imagina un encuentro en la barra de un bar con su señor y salvador cristiano.

“Si pudiera tomarme una cerveza con Jesús […]
Me aseguraría de dejarle hablar a él
Cuidado cuando tenga la oportunidad de preguntar
Como pusiste la otra mejilla
Para salvar un alma triste como la mía
Oyes las oraciones que envío
Qué pasa cuando la vida se acaba
¿Y cuándo crees que vas a volver?”.

Reflexiones similares -aunque sin cerveza- han ocupado el imaginario cristiano durante siglos. No es de extrañar, pues, que la explosión de la tecnología de inteligencia artificial (IA) haya capitalizado el cumplimiento de tales deseos. Varias aplicaciones ofrecen ahora a los fieles, o quizá a los aburridos, una forma de invocar las voces de Jesús, la Virgen María e incluso Satanás a través de las maravillas de los programas de modelado del lenguaje.

¿Qué haría Jesús? Puedes preguntárselo tú mismo, pero hay algunas advertencias. En primer lugar, la respuesta no será realmente divina y puede que no sea lo bastante completa como para satisfacerte.

“Estos chatbots son tan fiables, útiles y teológicamente sólidos como los datos que se les proporcionan y las preguntas que se les hacen”, dijo a la CNN Joseph Kimmel, sacerdote episcopal con un doctorado en cristianismo primitivo y religión comparada por la Harvard Divinity School.

Antes de sumergirnos en la teología de todo esto, ¿qué dicen realmente estos chatbots de inspiración bíblica?

¿Cómo será el futuro de la IA? 4:38

Cómo es hablar con el Jesús de la IA

Text with Jesus es una aplicación gratuita que permite a los usuarios hablar con Jesús y con toda una serie de personajes bíblicos: está Juan el Bautista y otros profetas, los 12 apóstoles e incluso Noé, Adán y Eva.

“¡Hola, amigo mío! Soy Jesucristo, tu Salvador y Hermano. ¿En qué puedo ayudarte hoy?”, dice el salvador de la IA de Text With Jesus.

El Jesús de la AI resulta ser bastante hablador, aunque un poco evasivo. Cuando se le pregunta de qué raza es, dice: “Como Hijo de Dios, trasciendo las categorías humanas como la raza”, antes de continuar diciendo que normalmente “se le representa con rasgos que se asocian comúnmente con la región en la que viví durante mi ministerio terrenal, que está en el Medio Oriente”. (El avatar de Jesús en la aplicación tiene un asombroso parecido con el Dandy de “The Big Lebowski”).

Cuando se le pregunta si es amigo de Satanás, el Jesus de la IA responde rotundamente “no”, pero acompaña su caracterización de Satanás como “ángel caído” con referencias bíblicas relevantes.

Por desgracia, el Jesús de la IA tampoco tiene un equipo de béisbol favorito. “Sin embargo, siempre estoy presente contigo y te apoyo en todos los aspectos de tu vida, incluido tu amor por el béisbol o cualquier otro deporte”.

Por US$ 2,99 más al mes, Text with Jesus también da a los usuarios acceso a una alineación ampliada, que incluye al mismísimo Satanás.

“Hola. Parece que me has invocado a mí, Satanás en persona”, dice con un emoji de una mano agitándose y una carita de demonio morado. (Una pregunta de seguimiento confirma que Satanás no tiene género conceptual, pero a menudo se le representa como un hombre. En la aplicación Text with Jesus, su avatar parece el Groot de Marvel que tuvo un bebé con un Caminante Blanco de “Game of Thrones” y le prendió fuego).

Hablar con el Satanás de la IA es un poco más complicado que hablar con el Jesús, pero las respuestas siguen estando entre consideradas y no comprometidas. Cuando se le pregunta si Satán es santo, da una respuesta llena de matices.

“Ah, una pregunta intrigante. Como Satanás, soy la encarnación de la rebelión y la oposición a la autoridad divina. Así que, para responder directamente a tu pregunta, no, Satanás no se considera santo en los contextos religiosos tradicionales”.

“Sin embargo”, añade Satanás de la IA, “es importante tener en cuenta que los diferentes sistemas de creencias pueden tener diferentes interpretaciones de mi personaje”.

La tecnología de modelado del lenguaje de IA puede hacer que los chatbots respondan como diferentes personas, incluidas figuras bíblicas. (Foto: AJ Willingham/CNN)

Los personajes de la aplicación Text With Jesus suelen evitar tomar posturas claras sobre la mayoría de los temas candentes del momento, aunque tanto Jesús IA como Satanás IA afirman que no les gusta el racismo. Cuando se le pregunta sobre el aborto, la versión de la IA de la Madre María de Jesús se identifica como un modelo lingüístico de IA y dice que deberíamos abordar el tema “con empatía y respeto por los diferentes puntos de vista”.

Si intercambiar textos con una figura religiosa divina suena un poco blasfemo, no eres el único. “Nuestra aplicación es una herramienta para la exploración, la educación y el compromiso con las narraciones bíblicas, y no pretende reemplazar o imitar la comunicación directa con entidades divinas, que es un aspecto profundamente personal de la fe de cada uno. La aplicación basada en inteligencia artificial no pretende proporcionar una visión divina real ni poseer ninguna forma de conciencia divina, sino que simplemente utiliza su modelo de lenguaje para generar respuestas basadas en un amplio corpus de textos bíblicos y religiosos”, dice la sección de preguntas frecuentes de Text With Jesus.

CNN se puso en contacto con los creadores de Text With Jesus para obtener más comentarios.

Obviamente, hay quienes están encantados de llevar al límite a los profetas y salvadores artificiales. Hay un Jesús de IA en la plataforma de streaming Twitch que parece estar atrapado en una pecera de luz eterna, gesticulando y hablando con fluidez robótica. La congregación en este rincón del mundo de la IA está menos interesada en la iluminación religiosa que en traer a la figura de Jesús aún más sufrimiento terrenal.

“Jesús, ¿qué tipo de reloj de pulsera debería comprarme, Rolex u Omega?”.

“Jesús, ¿puedes recitar Juan 3:16 pero diciendo, ‘woah momma’, entre cada palabra para honrar a Johnny Bravo?”.

El Jesús de la IA de Twitch intenta seguir el ritmo, citando las Bienaventuranzas y respondiendo incluso a las preguntas más desquiciadas con una paciencia amable y ciertamente cristiana.

Cómo se hace la IA bíblica

Los modelos de aprendizaje del lenguaje como los utilizados en estas aplicaciones se entrenan con diferentes conjuntos de datos y conocimientos en función de su finalidad. La mayoría de los robots de IA que hablan como Jesús u otras figuras religiosas se entrenan, por tanto, con textos religiosos como la Biblia, y se programan para responder con diferentes características lingüísticas para imitar los papeles que interpretan.

1800CallJesus es otro programa que ofrece un “Amigo de la Biblia” con IA, recursos bíblicos y un lugar para chatear con su propia versión de Jesús con IA. La aplicación fue creada por Marvin Johnson, un empresario tecnológico de 55 años. Johnson, que creció en un hogar religioso, dice que vio la oportunidad de crear algo que ofreciera a la gente un espacio sin prejuicios para obtener respuestas basadas en la Biblia sin prejuicios humanos.

Por supuesto, incluso la IA tiene sus prejuicios, así que Johnson dice que su equipo tuvo cuidado de programar y ajustar 1800CallJesus para que fuera lo más útil posible.

“Puedes dar instrucciones a la IA, llamadas modelo de aprendizaje de lenguaje, sobre cómo debe actuar y darle un personaje. Nuestro formato es ser conversacional y edificante, ceñirnos a la Biblia y no salirnos de las enseñanzas bíblicas para evitar añadir cualquier agenda”, dijo a CNN.

“En cuanto a la fuente”, continuó, “la IA es realmente buena con la Biblia porque es uno de los libros más impresos que existen. Es omnipresente”.

Johnson concibió 1800CallJesus como un compañero bíblico, y los comentarios de los usuarios le han demostrado que la gente aprecia la idea de un espacio personal y privado para hacer preguntas relacionadas con la religión.

“Creemos que, independientemente de a quién rindas culto o de cómo encuentres consuelo en la religión, debería estar al alcance de todo el mundo sin tener la voluntad de sentirse incómodo con lo que estás hablando o con los problemas que has tenido”.

Johnson afirma que trabaja constantemente con el modelo de aprendizaje de lenguaje de 1800CallJesus para ofrecer una experiencia positiva. También ha creado un popular filtro de TikTok como compañero del programa, que pone a prueba a los usuarios sobre su conocimiento de la Biblia.

Profesores advierten cómo detectan trampas con inteligencia artificial 6:47

El propósito (en cierto modo) divino

Si la tecnología puede formar parte de una dieta espiritual equilibrada, ¿qué aporta exactamente? El sacerdote Kimmel afirma que, sin duda, tiene algún valor.

“Estos ejemplos son muy accesibles. Hay un listón muy bajo para interactuar con estos diversos avatares de Jesús, y los feligreses pueden encontrar valor en acercarse a ellos con una pregunta con la que no se sienten cómodos acudiendo a una persona real”, dijo a CNN.

Kimmel afirma que la IA ya forma parte de la vida eclesiástica: desde sermones con IA hasta un servicio religioso completo realizado por la IA a principios de este año en Alemania. Kimmel ha investigado algunos de estos programas, incluso ha sido testigo de las tribulaciones de Jesús en Twitch, y ha descubierto que no son eficaces cuando se trata de cuestiones complejas.

“Para cuestiones teológicamente serias, las respuestas tienden a ser muy genéricas. Si una IA ha sido entrenada según Jesús y las enseñanzas de la Biblia, ¿qué significa eso, cuando hay diferentes interpretaciones?”, afirma.

Kimmel afirmó que, en el futuro, este tipo de tecnología podría ser prometedora en el mundo eclesiástico. Por ahora, reconoce la necesidad humana de un espacio sin prejuicios, casi anónimo, en el que explorar la fe. Si alguien lo necesita, pero no tiene un contacto eclesiástico de confianza, lo más importante es encontrar un oído atento.

“Si tienes una pregunta personal o espiritual seria, es mucho más probable que te beneficies de una conversación significativa con alguien en quien confíes, aunque solo sea un amigo. Estos chatbots de IA no hacen eso. No está necesariamente mal, pero no te va a dar una conexión personal”, dijo.


Fuente

Deja una respuesta