21 de mayo de 2024

La histórica misión Odysseus devuelve a EE.UU. a la superficie de la Luna

(CNN) — El módulo IM-1 de Intuitive Machines, también llamado Odysseus u “Odie”, se encuentra en la superficie lunar después de experimentar problemas inesperados horas antes del alunizaje. «Sé que esto fue motivo de morderse las uñas, pero estamos en la superficie y estamos transmitiendo», anunció el director ejecutivo de Intuitive Machines, Steve Altemus, en…

(CNN) — El módulo IM-1 de Intuitive Machines, también llamado Odysseus u “Odie”, se encuentra en la superficie lunar después de experimentar problemas inesperados horas antes del alunizaje.

«Sé que esto fue motivo de morderse las uñas, pero estamos en la superficie y estamos transmitiendo», anunció el director ejecutivo de Intuitive Machines, Steve Altemus, en una transmisión web en vivo. «Bienvenido a la luna», dijo.

El estado exacto del módulo de aterrizaje aún no está claro, pero la compañía confirmó que hizo contacto y recibió una señal de la nave espacial.

El alunizaje es histórico, ya que se convirtió en la primera nave espacial comercial que aterriza suavemente en la superficie de la Luna y el primer vehículo fabricado en Estados Unidos que aluniza desde que terminó el programa Apolo hace más de cinco décadas.

Esta misión es de gran interés para el principal cliente de Intuitive Machines, la NASA, que busca explorar la Luna utilizando exploradores robóticos desarrollados por contratistas privados antes de enviar astronautas al satélite natural a finales de esta década a través de su programa Artemis.

«Hoy, por primera vez en más de medio siglo, Estados Unidos regresó a la Luna», dijo el administrador de la NASA, Bill Nelson. “Hoy es un día que muestra el poder y la promesa de las asociaciones comerciales de la NASA. Felicitaciones a todos los involucrados en esta gran y atrevida aventura”.

¿Por qué se ha reactivado la carrera hacia la Luna? 2:35

El Odysseus aterrizó a las 6:24 p.m. ET del jueves después de usar su motor a bordo alimentado con metano para dirigirse hacia la superficie llena de cráteres y reducir rápidamente su velocidad en 4.000 millas por hora (1.800 metros por segundo).

Un par de horas antes del aterrizaje, un aparente problema con los sistemas de navegación de Odysseus obligó al módulo de aterrizaje a depender de tecnología experimental, lo que resultó en una «situación dinámica», según Gary Jordan, gerente de comunicaciones de la NASA.

«Intuitive Machines tomó la decisión de reasignar los sensores de navegación primarios de Odysseus… para usar los sensores del Navigation Doppler Lidar de la NASA», según el webcast.

La carga útil Lidar es una tecnología experimental cuyo objetivo era probar cómo los futuros módulos realizarían aterrizajes más precisos en la luna. Está diseñado para disparar rayos láser al suelo para dar mediciones exactas de la velocidad y la dirección del vuelo, según Farzin Amzajerdian, investigador principal de la NASA del instrumento.

Con sus patas de aterrizaje y sensores apuntando hacia el terreno lunar, Odysseus confió en la carga útil Lidar para localizar un lugar de aterrizaje seguro.

La misión IM-1 se produce en medio de una renovada carrera internacional hacia la superficie lunar. Desde el final de la carrera espacial soviético-estadounidense del siglo XX, China, India y Japón han alunizado naves espaciales; los dos últimos realizaron sus primeros aterrizajes en los últimos seis meses.

El módulo del tamaño de una cabina telefónica pasó la semana pasada en el espacio, viajando alrededor de 1 millón de kilómetros (620.370 millas) a través del vacío antes de ubicarse en órbita lunar el miércoles por la mañana.

Intuitive Machines

Lo que Odysseus trae a la luna

Intuitive Machines tenía como objetivo hacer aterrizar a Odysseus cerca de Malapert A, un cráter de impacto cerca del polo sur de la Luna, un área caracterizada por un terreno traicionero y rocoso.

Malapert A es una región relativamente plana en comparación con su entorno, según la NASA. Y la ubicación es estratégica: el polo sur es de amplio interés internacional porque se sospecha que alberga reservas de hielo, que podría convertirse en agua potable o incluso combustible para cohetes para futuras misiones.

 

Esta imagen muestra Malapert A, el lugar de aterrizaje del objetivo IM-1 cerca del polo sur lunar. La NASA la describe como «una región relativamente plana y segura (que) se encuentra dentro de las tierras altas del sur llenas de cráteres». CNN/USGS Malapert A USGS/CNN

A bordo del Odysseus hay seis cargas útiles científicas diseñadas en varios laboratorios de la NASA que se espera que operen hasta siete días en la superficie lunar.

«Las cargas útiles de la NASA se centrarán en demostrar tecnologías de comunicación, navegación y aterrizaje de precisión, y en recopilar datos científicos sobre la columna de cohetes y las interacciones de la superficie lunar, así como el clima espacial y las interacciones de la superficie lunar que afectan la radioastronomía», según la agencia espacial.

También se encuentran a bordo cargas útiles del sector comercial. Incluyen material aislante desarrollado por Columbia Sportswear, diseñado para proteger al Odysseus de las duras temperaturas de la Luna, y cargas útiles conmemorativas, como una escultura de las fases lunares diseñada en consulta con el artista Jeff Koons.

Odysseus pasa sobre el lado cercano de la luna luego de su inserción en la órbita lunar el 21 de febrero. Intuitive Machines/NASA/X

Además, hay una cámara para el viaje desarrollada por estudiantes de la Universidad Aeronáutica Embry-Riddle en Daytona Beach, Florida. El dispositivo estaba configurado para salir del módulo de aterrizaje y capturar una selfie de Odysseus. Se esperan esas imágenes aproximadamente tres horas después del aterrizaje, aunque es posible que se compartan otras instantáneas antes.

Después de una semana, la noche lunar envolverá la zona de aterrizaje en oscuridad, hundiendo la nave espacial en un frío glacial. El dramático cambio de temperaturas será difícil y probablemente dejará el vehículo inoperable.

Las probabilidades de éxito

Esta misión ocurre después de que otro socio comercial de la NASA, Astrobotic Technology, descartara su intento de alunizaje horas después del lanzamiento el mes pasado. Una fuga crítica de combustible dejó al módulo de aterrizaje Peregrine sin lo suficiente para llegar a la superficie.

«Vamos 1.000 veces más lejos (al espacio) que la Estación Espacial Internacional», dijo Altemus. “Entonces volaremos hacia un cuerpo en órbita que no tiene atmósfera para frenar (la nave espacial). … Todo tiene que hacerse con un sistema de propulsión. Y lo hacemos de forma autónoma o robótica sin intervención humana”.

Estados Unidos estaba ansioso por recuperar una presencia en la Luna mientras la NASA pretende llevar a cabo misiones científicas robóticas, buscando aprender más sobre el entorno lunar a través de socios privados mientras se concentra en prepararse para llevar astronautas a la Luna. La agencia espacial tiene como objetivo el año 2026 para la primera misión tripulada de regreso al satélite natural.

El programa Artemis ya ha sufrido retrasos. Altemus dijo que imagina que empresas como Intuitive Machines, que operan bajo los Servicios Comerciales de Carga Lunar de la NASA, o iniciativa CLPS, podrían reforzar los esfuerzos lunares de Estados Unidos si las misiones de astronautas enfrentan más contratiempos en sus cronogramas, especialmente con la competencia de China.


Fuente

Deja una respuesta