29 de febrero de 2024

La “Fila contra el Hambre” tuvo más de 30 cuadras pero Pettovello no recibió a nadie

Martes 06 de Febrero del 2024 – Nacionales

La medida de lucha se llevó adelante este lunes en las puertas del Ministerio de Capital Humano de la Nación como una forma de visibilizar la situación de emergencia que atraviesan los sectores populares que cada vez sufren más las medidas de ajuste. También reclamaron por alimentos para los comedores y merenderos populares que no reciben nada desde el 10 de diciembre de 2023, cuando asumió el gobierno de La Libertad Avanza y suspendió las entregas. 

La Fila contra el Hambre copó más de 30 cuadras de la Ciudad de Buenos Aires ante la emergencia alimentaria que atraviesan miles de personas en el país producto del ajuste económico del gobierno de Javier Milei, la escalada inflacionaria y el descontrol de los precios, pero la ministra de Capital Humano, Sandra Pettovello, no recibió a nadie a pesar de que la semana pasada había dicho que recibiría a “uno por uno a la gente que tiene hambre”.

La medida de lucha se llevó adelante este lunes en las puertas del Ministerio de Capital Humano de la Nación como una forma de visibilizar la situación de emergencia que atraviesan los sectores populares que cada vez sufren más las medidas de ajuste. También reclamaron por alimentos para los comedores y merenderos populares que no reciben nada desde el 10 de diciembre de 2023, cuando asumió el gobierno de La Libertad Avanza y suspendió las entregas. 

La funcionaria no estuvo en el ministerio y no atendió a ninguna de las personas que llegaron desde distintos comedores de la capital y el gran Buenos Aires. Bajo la excusa de “no los voy a recibir porque yo no los convoqué”, Pettovello rechazó recibir a las personas que reclamaban un plato de comida.

 

Hoy en una nueva jornada de lucha contra el hambre, de lucha solidaria contra el hambre que estamos encarando los movimientos populares, exigiendo al gobierno que dé respuestas sobre una problemática que es crítica y central para sostener la paz social en Argentina. Hay millones de familias que solo pueden comer una vez al día, y el gobierno tiene que entenderlo, expresó el secretario general de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP), Alejandro Gramajo, desde las puertas de la sede ministerial. 

También afirmó que ante la movilización la única respuesta, “como siempre, es de espaldas al pueblo”.  “Ha quedado claro que lo único que hacen es construir relatos. Mentiras y mentiras”, remarcó, y antes de finalizar adelantó que “no vamos a frenar en la lucha pacífica que hemos decidido desarrollar los movimientos populares”

Mientras tanto el dirigente Juan Grabois presentó una denuncia contra la ministra de Capital Humano Sandra Pettovello por incumplimiento de deberes por no estar entregando alimentos a comedores y merenderos de todo el país.

La modalidad de reclamo se repitió en otros puntos del país con el mismo objetivo: pedirle al gobierno nacional que retome la entrega de alimentos que tiene suspendida desde que asumió.

La Iglesia Católica y la CGT apoyaron el reclamo de comedores y merenderos populares por asistencia alimentaria. 

La Iglesia Católica Argentina reclamó la entrega de alimentos para los comedores y dijo que la comida no puede ser una variable de ajuste. Fue mediante un comunicado firmado por los obispos de todo el país que integran la Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal Argentina. 

El texto advierte que se necesita la ayuda estatal para que la crisis no se profundice y expresa que todos los comedores comunitarios, de parroquias, Iglesias evangélicas, y de movimientos populares deben recibir ayuda sin dilación. 

La Conferencia Episcopal también recalcó que se puede auditar la tarea de los comedores sin interrumpir el envío de los alimentos para que puedan seguir dando de comer. 

Por otro lado, la CGT también difundió un comunicado en el que acusó a la ministra Pettovello de tener un trato arrogante, insensible y discriminatorio hacia quienes tienen hambre. 

La central sindical advirtió sobre “el riesgo de una crisis alimentaria” y expresó que las soluciones no se conseguirán con “la soberbia de cerrar las puertas a quienes reclaman».

Source

Deja una respuesta