28 de febrero de 2024

Investigadores revelan imágenes con los verdaderos colores de Urano y Neptuno

(CNN) — Una nueva investigación descubrió que los verdaderos colores de Neptuno y Urano, que a menudo aparecen en las imágenes con tonos marcadamente diferentes, pueden ser más similares de lo que se pensaba anteriormente. Las primeras vistas detalladas de los dos gigantes de hielo en el borde exterior de nuestro sistema solar fueron posibles…

(CNN) — Una nueva investigación descubrió que los verdaderos colores de Neptuno y Urano, que a menudo aparecen en las imágenes con tonos marcadamente diferentes, pueden ser más similares de lo que se pensaba anteriormente.

Las primeras vistas detalladas de los dos gigantes de hielo en el borde exterior de nuestro sistema solar fueron posibles gracias a la misión Voyager 2 de la NASA, que realizó sobrevuelos de Urano en 1986 y Neptuno en 1989. La Voyager 2 sigue siendo la única nave espacial que ha sobrevolado ambos mundos.

Urano parecía tener un color cyan pálido, mientras que Neptuno estaba representado en un llamativo azul profundo. La Voyager 2 capturó imágenes de cada planeta en colores separados y las imágenes de un solo color se combinaron para crear composiciones. Las imágenes de Neptuno fueron mejoradas para mostrar las nubes blancas y los vientos de la atmósfera del planeta.

 

«Aunque las conocidas imágenes de Urano tomadas por la Voyager 2 se publicaron en una forma más cercana al color ‘verdadero’, las de Neptuno fueron, de hecho, estiradas y realzadas, y por lo tanto se hicieron artificialmente demasiado azules», dijo Patrick Irwin, profesor de física planetaria en la Universidad de Oxford y autor de un nuevo estudio sobre las imágenes, en un comunicado.

«Aunque los científicos planetarios conocían el color saturado artificialmente en ese momento, y las imágenes se publicaron con leyendas que lo explicaban, esa distinción se había perdido con el tiempo».

El espectrógrafo de imágenes del Telescopio Espacial Hubble y el instrumento Very Large Telescope’s Multi Unit Spectroscopic Explorer capturan un espectro continuo de colores, lo que resulta en una mayor precisión del color. Irwin y su equipo aplicaron los datos recopilados utilizando esos instrumentos a las imágenes originales de la Voyager 2.

La Voyager 2 capturó las primeras imágenes detalladas de Urano en 1986 (izquierda) y de Neptuno en 1989.

Las imágenes corregidas muestran que Neptuno y Urano tienen un tono azul verdoso similar. Ambos planetas tienen neblina atmosférica, pero Neptuno parece un poco más azul porque tiene una capa de neblina más delgada.

«Aplicando nuestro modelo a los datos originales, hemos podido reconstituir la representación más precisa hasta el momento del color de Neptuno y Urano», dijo Irwin.

Los resultados del equipo y la nueva imagen, publicada el jueves en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society, no solo abordan una longeva pregunta sobre los gigantes de hielo, sino que allanan el camino para una mejor comprensión de los enigmáticos planetas, aseguran los investigadores.

Los colores cambiantes de Urano

Mientras resolvía un misterio planetario, el equipo de investigación aprovechó la oportunidad para responder a otro: ¿por qué Urano parece cambiar de color mientras orbita alrededor del sol, como en la imagen de abajo?

Un año en Urano dura 84 años terrestres. Si bien el planeta parece más verde durante los solsticios de verano e invierno, tiene un tono más azul durante los equinoccios.

Este inusual mundo gira de lado, por lo que uno de los polos del planeta apunta hacia la Tierra y el sol durante los solsticios.

Durante la comparación de imágenes de Urano para el estudio, los investigadores observaron las mediciones del brillo del planeta registradas por el Observatorio Lowell en Arizona entre 1950 y 2016.

El equipo desarrolló un modelo que compara los datos de luz de las regiones polares con los de las regiones ecuatoriales y determinó que las regiones polares reflejan más las longitudes de onda de luz verde y roja. Este modelo implicó agregar una “capucha” de una neblina que se espesa gradualmente hecha de hielo de metano, que se ha observado cuando el planeta pasa del equinoccio al solsticio.

«De esta manera, hemos demostrado que Urano es más verde en el solsticio debido a que las regiones polares tienen una menor abundancia de metano pero también un mayor espesor de partículas de hielo de metano que se dispersan brillantemente», dijo Irwin.

La Dra. Heidi Hammel, vicepresidenta de ciencia de la Asociación de Universidades para la Investigación en Astronomía, ha pasado décadas estudiando a los gigantes de hielo.

«La percepción errónea del color de Neptuno, así como los cambios de color inusuales de Urano, nos han atormentado durante décadas», dijo Hammel, que no participó en el estudio, en un comunicado. «Este estudio exhaustivo debería finalmente poner fin a ambas cuestiones».

Investigando a los gigantes de hielo

Quedan muchos misterios sobre los gigantes de hielo. El telescopio espacial James Webb reveló recientemente un nuevo retrato de Urano que muestra sus anillos, a menudo invisibles, y las características ocultas de su atmósfera.

En los últimos años, los investigadores han detectado rayos X procedentes de Urano. Los científicos también encontraron un extraño «intermitente» en los datos de la Voyager 2 que indica que la nave espacial voló a través de un plasmoide, una burbuja magnética gigante que probablemente arrancó parte de la atmósfera del planeta y flotó hacia el espacio.

«Una misión para explorar el sistema uraniano -desde su extraña atmósfera estacional hasta su diversa colección de anillos y lunas- es una alta prioridad para las agencias espaciales en las próximas décadas», dijo la coautora del estudio Leigh Fletcher, científica planetaria de la Universidad de Leicester, en un comunicado.

«Estudios terrestres como este, que muestran cómo la apariencia y el color de Urano han cambiado a lo largo de las décadas en respuesta a las estaciones más extrañas del Sistema Solar, serán vitales para ubicar los descubrimientos de esta futura misión en su contexto más amplio».


Fuente

Deja una respuesta