15 de abril de 2024

Ecuador está ‘prácticamente en guerra’ contra terroristas, dijo el presidente Noboa

Noboa enfrenta su primera crisis carcelaria con al menos 135 guardiacárceles retenidos / Foto: AFP Ecuador atraviesa el tercer día consecutivo de una inédita violencia en sus calles desatada por bandas criminales y narcos que dejó desde el lunes al menos 11 muertos, casi 140 policías y personal penitenciario retenidos por presos, un sinnúmero de…

Noboa enfrenta su primera crisis carcelaria con al menos 135 guardiacárceles retenidos / Foto: AFP
Ecuador atraviesa el tercer día consecutivo de una inédita violencia en sus calles desatada por bandas criminales y narcos que dejó desde el lunes al menos 11 muertos, casi 140 policías y personal penitenciario retenidos por presos, un sinnúmero de ataques armados y unos 70 detenidos, un cuadro que el presidente Daniel Noboa definió como «una lucha por la paz contra grupos terroristas».

Centenares de militares fueron desplegados en las desoladas calles alrededor de la sede presidencial en el centro de Quito, mientras en el norte el parque de La Carolina, el más grande de la ciudad de casi tres millones de habitantes, estuvo casi vacío, sin sus habituales deportistas.

Pocos autos y colectivos circularon en las avenidas de la capital y la ciudad portuaria de Guayaquil, principal foco de la crisis de violencia desatada por bandas de narcotraficantes en pie de guerra contra el Estado, donde los comercios de barrio y las escuelas permanecían cerrados.

Ecuador se encuentra en estado de excepción ante la existencia de un conflicto armado interno y un decreto ejecutivo de Noboa dispone identificar a los grupos delictivos como «organizaciones terroristas y actores no estatales beligerantes» con una amplia movilización de tropas de las Fuerzas Armadas, de la Policía y otras fuerzas de seguridad.

Noboa advirtió este miércoles que «se acabaron los gobiernos tibios» en el país y admitió que se vive «un momento muy duro».

Para el mandatario -que asumió el 23 de noviembre- la ola de violencia «no es un accidente», sino que se dio cuando «se estaba empezando a aplicar el plan de seguridad».

Noboa fue terminante al asegurar que se considerará «también a los jueces y fiscales que apoyen a estos grupos terroristas como parte de esos grupos», una advertencia que también tuvo como destinatarios a miembros de la Policía Nacional y de las Fuerzas Armadas «que traben cualquier operativo».

«Todo grupo terrorista se ha convertido en un objetivo militar», dijo el presidente Noboa

Ante una pregunta sobre si Ecuador se encuentra en guerra, respondió: «Prácticamente sí; estamos en un conflicto armado, no internacional. Estamos luchando por la paz contra grupos terroristas».

La ofensiva de las organizaciones criminales, vinculadas a cárteles de México y Colombia, incluyó el martes una inusual irrupción registrada en vivo y en directo a un canal de televisión pública durante el noticiero del mediodía, en la que amenazaron con explosivos y armas largas a los trabajadores. Finalmente no hubo víctimas y la Policía logró detener a 13 delincuentes.

La Policía también detalló que controló ocho artefactos explosivos, decomisó 15 bombas molotov, nueve armas de fuego y 308 cartuchos. También encontró seis motocicletas y seis vehículos, según el reporte oficial, publicado por el diario Primicias.

El sitio de El Universo, de Guayaquil, subió a 11 la cifra de muertos en las últimas horas y detalló que en la ciudad solo abrió alrededor del 30% de los comercios. En todo el país las clases presenciales están suspendidas esta semana.

Por su ubicación estratégica, Guayaquil se ha convertido en los últimos años en epicentro del tráfico de drogas hacia Estados Unidos y Europa

Buena parte del interés seguía centrado este miércoles en los penales: el Servicio Nacional de Atención a Personas Privadas de la Libertad (SNAI) ubicó en 139 el número de policías y empleados administrativos (125 y 14, respectivamente) retenidos en las cárceles de Turi (Azuay), Cañar, Napo, Ambato (Tungurahua) y Latacunga (Cotopaxi).

En el Aeropuerto Internacional Mariscal Sucre, en Quito, se implementarán nuevas medidas, como la prohibición de ingreso a la terminal a cualquier persona que no lleve «sus documentos de viaje, es decir, pasaporte o cédula de ciudadanía y boleto aéreo o pase de abordar», informó la agencia de noticias Sputnik.

Las recompensas ofrecidas por el Gobierno -y financiadas por Estados Unidos- se extendieron ya a información o datos de 19 jefes de bandas

El terror se impuso tras la fuga, detectada el domingo, de Adolfo Macías, alias «Fito», jefe de la principal banda criminal del país conocida como Los Choneros, que estaba recluido en una cárcel guayaquileña.

El lunes escapó de prisión otro jefe criminal, Fabricio Colón Pico, uno de los capos de la banda Los Lobos, acusado de secuestro y de planificar el asesinato de la fiscal general. La amenaza de traslados y los intentos de requisas en los penales dio paso a nuevos motines e incendios en los penales.

Videos no verificados que circulaban en redes sociales mostraron a supuestos rehenes siendo amenazados con cuchillos y la presunta ejecución de al menos dos guardias, uno con disparos y otro ahorcado.

Estados Unidos, China, la Unión Europea y prácticamente todos los países de América Latina se solidarizaron con el Ejecutivo de Noboa.  En tanto, Francia, México, Uruguay y Rusia advirtieron a sus ciudadanos que no viajen a Ecuador, Perú declaró bajo estado de emergencia toda su frontera con Ecuador, y Colombia también reforzó la seguridad en la zona limítrofe.

Noboa y la canciller Gabriela Sommerfeld se reunieron este miércoles a puertas cerradas con los embajadores acreditados en el país para darles un diagnóstico de la situación.

«En el encuentro con el cuerpo diplomático, la canciller agradeció el apoyo recibido de la comunidad internacional, manifestó la unidad del país por la paz y la democracia, y resaltó que el Gobierno cuenta con el apoyo de los ciudadanos», publicó Relaciones Exteriores en su cuenta de la red X (antes Twitter).

Ecuador cerró 2023 con más de 7.800 homicidios y 220 toneladas de droga incautadas, nuevos récords en la nación de 17 millones de habitantes

Noboa, de 36 años, llegó al poder en noviembre como el presidente más joven en la historia de la nación con la promesa de enfrentar con mano dura al narco. Fue elegido por 18 meses para completar el mandato de cuatro años de su predecesor Guillermo Lasso.

Su decreto de «conflicto armado interno» otorgó estatus beligerante a las bandas y le permite al Gobierno tomar medidas para enfrentarlas.

Fuente Telám

Deja una respuesta