Icono del sitio Noticias y novedades

¿CUAL ES EL ROL DEL BANCO CENTRAL EN ARGENTINA?

¿ Que pasa con los bancos centrales en los demás paises

Te contamos qué es un banco central, cuáles son sus funciones en nuestro país y qué diferencias existen entre la Argentina y el resto del mundo.

Por Mariana Leiva

TELAM
30 /04/2023

¿Cuál es el rol del Banco Central en la Argentina y qué pasa en otros países?

El BCRA es una entidad autárquica (es decir, con cierta independencia) del Estado nacional que tiene por finalidad promover la estabilidad monetaria y financiera.

A diferencia de algunos otros bancos centrales, el BCRA tiene la posibilidad de financiar de manera directa al Tesoro nacional y de emitir títulos propios (o Leliqs).

Sólo unos pocos países en el mundo no tienen bancos centrales.

Es el caso de Andorra, Estados Federados de Micronesia, Islas Marshall, Kiribati, República de Nauru y Panamá, entre otros.

La importancia del Banco Central de la República Argentina (BCRA) es uno de los temas de debate en este momento luego de que el precandidato presidencial y diputado nacional de La Libertad Avanza, Javier Milei, hiciera pública su intención de cerrar dicha entidad y de dolarizar la economía.

En esta nota te contamos qué es un banco central, cuáles son sus funciones en nuestro país y qué diferencias existen entre la Argentina y el resto del mundo.

¿Qué es un banco central y cómo funciona en la Argentina?

Los bancos centrales son entidades públicas encargadas de la política monetaria y cambiaria y de la estabilidad del sistema financiero de un país.

Tienen el monopolio de la emisión de dinero (es decir, sólo ellos pueden imprimir billetes de curso legal), con el objetivo de preservar el valor de la moneda o, dicho de otro modo, mantener un nivel bajo de inflación.

Además, algunos bancos centrales tienen como función que la economía opere en torno al pleno empleo, es decir, con un índice de desempleo bajo, para lo que suelen utilizar como herramienta la regulación de la tasa de interés.

Un ejemplo de esto es cuando la autoridad monetaria baja el tipo de interés (las tasas que definen los intereses de los préstamos y los ahorros) con el objetivo de que las empresas tengan un mayor acceso a créditos productivos con un menor costo de financiación, asumiendo que esto generará a su vez un incremento en la contratación de nuevos trabajadores.

También puede aumentar la tasa de interés para fomentar el ahorro y desalentar la circulación de dinero, en contextos inflacionarios.

Esta política ha sido adoptada en el último año por la Reserva Federal de los Estados Unidos (FED, por sus siglas en inglés) o recientemente por el BCRA.

Por el lado de la estabilidad del sistema financiero, los bancos centrales son el “banco de bancos” y funcionan también como “prestamista de última instancia” para evitar que una crisis del sistema (como podría ser el retiro masivo de fondos o lo que se conoce como una “corrida bancaria”) pueda afectar el funcionamiento general de la economía.

Sus principales herramientas son la regulación financiera, como por ejemplo, el establecimiento de encajes obligatorios (en la Argentina, cuando una persona realiza un depósito en un banco, una parte de ese dinero queda inmovilizado -es decir, no puede ser utilizado por la entidad- en una cuenta corriente en el Banco Central, a modo de resguardo).

La Argentina comparte muchos de los objetivos de los bancos centrales de otros países -sobre todo de los desarrollados-, aunque el BCRA tiene una finalidad distintiva.

De acuerdo con su Carta Orgánica, el Banco Central (fundado en 1935 bajo la Presidencia de Agustín Justo) es una “entidad autárquica del Estado nacional” que tiene por objetivo “promover, en la medida de sus facultades y en el marco de las políticas establecidas por el gobierno nacional, la estabilidad monetaria y financiera, el empleo y el desarrollo económico con equidad social”.

Guido Zack, director del área de Economía de Fundar -organización presidida por el matemático Sebastián Ceria-, destacó en diálogo con Chequeado que “esta última finalidad es una particularidad del BCRA que genera dudas porque no está claro qué indicador debe usarse para medir el desarrollo económico.

A su vez, esa falta de claridad puede servir para justificar diversas medidas, algunas incluso contradictorias entre sí y contradictorias con otros de los objetivos”.

Por su parte, Agustina Marante, economista y profesora en las universidades de Buenos Aires y Belgrano, destacó en diálogo con este medio que “es fundamental que los bancos sean autárquicos pero no autónomos, es decir, que se puedan manejar con cierta independencia pero que sus objetivos sean los mismos que los del resto del Estado”.

Para 2023, la autoridad monetaria estableció sus metas en base a 4 ejes que se pueden ver acá.

Otros especialistas y dirigentes de la oposición han realizado planteos críticos relacionados con la falta de autonomía de la autoridad monetaria con respecto al gobierno central.

¿Qué rol tiene el BCRA para la economía argentina?

El candidato a presidente de La Libertad Avanza planteó durante una entrevista en el programa “Staff de Candidatos” de Telefe que “hay que cerrar el Banco Central porque es un mecanismo de estafa que favorece a la casta política”.

El economista Emmanuel Álvarez Agis, ex viceministro de Economía entre 2013 y 2015 -durante la segunda gestión de Cristina Fernández de Kirchner (Frente para la Victoria)- y actual director de la consultora PxQ, criticó su propuesta, al considerar en una entrevista con Canal 9 que la intención de Milei con sus dichos de eliminar el sistema bancario quizás fue generar una corrida bancaria previa así el mismo mercado hace el ajuste, sin costos políticos para una posible administración suya.

En tanto, Zack consideró que el Banco Central es “importante para la economía debido a que es el encargado de la política monetaria, cambiaria y de regulación financiera, todos aspectos esenciales para el buen funcionamiento del sistema”.

Y agregó: “Lamentablemente, no está siendo capaz de cumplir con algunos de sus objetivos, en especial el de la estabilidad monetaria y el desarrollo económico”.

En este sentido, el economista planteó: “En un país con las características de la Argentina, es esencial que la autoridad monetaria cuente con mucho poder en el mercado de divisas.

Sin embargo, dado que las reservas vienen cayendo tendencialmente hace ya más de una década, y en la actualidad se encuentran en niveles críticos, este poder en el mercado de divisas se ha visto seriamente afectado, con las consecuencias evidentes que estamos viviendo”.

En tanto, Marante planteó sobre el BCRA: “En los últimos años ha sido un mero gestor del mercado cambiario, un administrador de deuda pública y un financiador del Gobierno nacional.

Esto es lo que debe cambiar.

«Tenemos que volver a la Carta Orgánica del Banco Central y retomar sus objetivos”.

¿El Banco Central funciona igual en la Argentina que en otros países del mundo?

El BCRA tiene el mismo funcionamiento que la mayoría de los bancos centrales, aunque en algunos aspectos operativos también es posible encontrar diferencias.

Por ejemplo, la autoridad monetaria puede financiar de manera directa al Tesoro nacional, que es una particularidad que comparte sólo con algunos otros bancos centrales.

“Esto otorga flexibilidad al Tesoro para hacer política fiscal e incurrir en déficits fiscales que el mercado financiero no está dispuesto a financiar”, planteó Zack.

Cabe aclarar que, en el marco del Acuerdo de Facilidades Extendidas firmado con el Fondo Monetario Internacional (FMI), dicha posibilidad quedó limitada (a diciembre de 2023, las transferencias no deberán superar los $ 883 mil millones).

Hasta ahora, el Gobierno nacional cumplió con la meta parcial para el primer trimestre del año.

Por otro lado, el Banco Central tiene la particularidad, también compartida con algunos otros bancos centrales, de emitir títulos propios (por ejemplo, las Letras de Liquidez -Leliqs- que son como bono o un préstamo que toma la autoridad monetaria con los bancos).

“En países con problemas de deuda, sus bancos centrales pueden tomar la decisión de emitir títulos propios para regular la liquidez

N. de la R: por ejemplo: quitar pesos de circulación mediante la suba de tasas de los plazos fijos para evitar que se destinen a la compra de dólares; o volcar dinero al mercado mediante la baja de un impuesto para incentivar el consumo] y las tasas por encontrar dificultades para hacerlo con títulos del Tesoro.

Éste es el caso del BCRA”, indicó Zack.

En el mundo, existen países que no tienen bancos centrales.

Éste es el caso de Andorra, Estados Federados de Micronesia, Islas Marshall, Kiribati, República de Nauru y Panamá, entre otros.

En el caso de este último país, el sistema monetario está basado en el uso del dólar estadounidense, que es su moneda de curso legal.

Asimismo, los bancos operan sin un prestamista de último recurso y tampoco cuentan con una institución de seguro de depósitos.

En un informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), publicado en 2021, se señaló que “el sistema financiero de Panamá tiene carencias importantes para atender a determinados segmentos empresariales y de población y cuenta con un bajo grado de desarrollo de los mercados de valores y de la industria fintech”.

Además, el trabajo determinó que “la concentración del negocio bancario en pocos segmentos ha promovido el desarrollo de un sistema conservador, con una reducida oferta de productos y una capacidad limitada para adaptarse rápidamente y ofrecer soluciones innovadoras a otros sectores relevantes de la economía”.

ML/



Source

Salir de la versión móvil