19 de junio de 2024

CONFUSIONES INCULCADAS A SOLDADOS SIN PATRIA

0

Se consideran “muy patriotas”, pero solo son cipayos asumidos. Con impostado “orgullo” dicen ser “apolíticos”, sin entender que esa definición es típica de deficientes mentales o incultos totales, muy distinto a ser “apartidarios”. Por Carlos Andrés OrtizNAC&POP19/08/2023 Precisando conceptos: Milicos proceseros: uniformados con mentalidades colonizadas y (de)formadas desde el nefasto “proceso” cívico – militar de…

Se consideran “muy patriotas”, pero solo son cipayos asumidos.

Con impostado “orgullo” dicen ser “apolíticos”, sin entender que esa definición es típica de deficientes mentales o incultos totales, muy distinto a ser “apartidarios”.

Por Carlos Andrés Ortiz
NAC&POP
19/08/2023

Precisando conceptos:

Milicos proceseros: uniformados con mentalidades colonizadas y (de)formadas desde el nefasto “proceso” cívico – militar de 1976; en las antípodas de Señores Militares de Mentalidad Nacional, que supimos tener en cantidad y calidad, y que aun existen, pero parecen ser escasos.

Patrioteros de bandera: son los que besan ostentosamente la bandera nacional, y cantan a gritos el himno nacional, y allí se les agota el supuesto “patriotismo”, pues les condicionaron mentalmente para apoyar las peores aberraciones antinacionales del nefasto y apátrida neoliberalismo, y recientemente en el delirante “libertarismo”.

Se consideran “muy patriotas”, pero solo son cipayos asumidos, con un leve barniz de patrioterismo declamante.

Caracterizaciones recurrentes de esos colonizados mentales en grados superlativos.

Siguen mentalmente atados a los años ’70.

La prioridad inculcada es “la defensa del sistema”, por sobre la Defensa de la Patria.

Los condicionaron, para ver “zurdos y subversivos” hasta en la sopa.

Con impostado “orgullo” dicen ser “apolíticos”, sin entender que esa definición es típica de deficientes mentales o incultos totales, muy distinto a ser “apartidarios”.

Claro que, con eso, reafirman avalar a gobiernos militares, que toman por asalto al poder formal.

Adolecen de acentuada pobreza cultural, no estando habituados a razonar con espíritu crítico ni criterios propios; y ante cualquier duda, se remiten a los prejuicios que les inculcaron, sin cuestionarlos ni analizarlos jamás.

Prejuicios que les reafirman, mediante sistemas de “mensajitos” electrónicos.

Como únicos “grandes enemigos” y casi como si fueran lo mismo, les inculcaron odio visceral e irracional al “comunismo” y al peronismo.

No entienden que el peronismo es una Doctrina Nacional, y que como tal está muy lejos del marxismo y del liberalismo (estas últimas dos doctrinas antinacionales).

No tienen ni idea que el liberalismo y el neoliberalismo son doctrinas colonialistas. O imperiales, si las quieren llamar así.

Desconocen por completo los enormes cambios geopolíticos a nivel mundial, por lo que viven en una “realidad” que ya no existe, y que en su momento ya fue distorsionada.

Ignoran por completo que es el neoliberalismo, y sus perniciosos efectos.
Ignoran que el neoliberalismo es tan apátrida como el marxismo.

Desconocen que el neoliberalismo nos fue impuesto por el infame “proceso”, con toda la milicada ignorante de eso.

Y a los pocos que lo señalaron, los ralearon o incluso los mataron, como pasó con el Mayor Bernardo Alberte (hoy Tte. Coronel Post Mortem).

No saben casi nada de la Historia Argentina ni de la Historia Mundial. Por eso, los comandantes del infame “proceso”, creyeron que EEUU no apoyaría a su aliado principal, el Reino Unido.

Los manejan en base a mensajitos, con los que los tienen como colonizados mentales en grado superlativo.

Les inculcaron odio al Estado, y no razonan que son empleados públicos con uniforme.

Muchos odian a la industria nacional, a la que desprecian, pues les metieron el verso de la “Argentina potencia” sin industrias, del Centenario.

Ignoran que esa economía era endeudada y vulnerable, y hoy es inviable, pues los países sin industria y tecnología propias, son débiles, y en ese marco sobraríamos 25 millones de argentinos.

Sutilmente, les inculcaron el odio y desprecio a “los civilachos”, sin entender lo negativo de esa forma de pensar.

Como no se informan bien de nada, apoyaron a Macri, que se burla de la Soberanía, que nos endeudó y nos desindustrializó, cooptó buena parte del Poder Judicial e implementó negociados de todo tipo, incluyendo la pretendida autocancelación de los abultados saldos pendientes que su propia empresa adeuda en concepto de cánones del Correo Argentino; y hoy apoyan a Milei, que quiere destruir al Estado Nacional, lo cual nos llevaría a la Disolución Nacional.

Los patrioteros de bandera, son afectos a ampulosos actos de besar a la bandera y cantar el himno nacional a viva voz, y con eso se les agota el supuesto patriotismo, pues no tienen ni idea de la defensa de la Economía Nacional, de la propia industria, de la necesidad de impulsar nuestros entes tecnológicos, y defender a nuestra propia población.

Como son muy ignorantes y llenos de odio a todo lo nacional y popular, apoyan a quienes desprecian la soberanía y quieren desguazar al Estado.

No les alcanzan las pobrezas conceptuales extremas de las limitaciones mentales que adolecen, para entender que el Estado es la argamasa elemental e insustituible que sostiene la unidad y supervivencia de Argentina.

El listado no se agota.

CAO/

NAC&POP: Mgtr. Carlos Andrés Ortiz: Analista de Temas Económicos y Geopolíticos. MG/N&P/



Source

Deja una respuesta