15 de abril de 2024

Casi el 40% del empleo mundial podría verse afectado por la IA, dice el FMI

(CNN) — Casi el 40% de los empleos en todo el mundo podrían verse afectados por el auge de la inteligencia artificial (IA) , una tendencia que probablemente profundizará la desigualdad, según el Fondo Monetario Internacional (FMI). En una publicación de blog este domingo, la jefa del FMI, Kristalina Georgieva, pidió a los gobiernos que…

(CNN) — Casi el 40% de los empleos en todo el mundo podrían verse afectados por el auge de la inteligencia artificial (IA) , una tendencia que probablemente profundizará la desigualdad, según el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En una publicación de blog este domingo, la jefa del FMI, Kristalina Georgieva, pidió a los gobiernos que establezcan redes de seguridad social y ofrezcan programas de reciclaje para contrarrestar el impacto de la IA.

“En la mayoría de los escenarios, la IA probablemente empeorará la desigualdad general, una tendencia preocupante que los formuladores de políticas deben abordar de manera proactiva para evitar que la tecnología avive aún más las tensiones sociales”, escribió antes del Foro Económico Mundial (FEM) en Davos, Suiza, donde el tema ocupará un lugar destacado en la agenda.

A medida que más trabajadores y empresas sigan adaptando la IA, se espera que ayude y perjudique a la fuerza laboral humana, señaló Georgieva.

Haciéndose eco de advertencias anteriores de otros expertos, Georgieva dijo que se esperaba que los efectos se sintieran más profundamente en las economías avanzadas que en los mercados emergentes, en parte porque se considera que los trabajadores administrativos corren más riesgo que los trabajadores manuales.

En las economías más desarrolladas, por ejemplo, hasta el 60% de los empleos podrían verse afectados por la IA. Aproximadamente la mitad de ellos pueden beneficiarse de cómo la IA promueve una mayor productividad, dijo.

“Por otra parte, las aplicaciones de IA pueden ejecutar tareas clave que actualmente realizan los humanos, lo que podría reducir la demanda laboral, lo que llevaría a salarios más bajos y una reducción de la contratación”, escribió Georgieva, citando el análisis del FMI.

“En los casos más extremos, algunos de estos empleos pueden desaparecer”.

En los mercados emergentes y los países de bajos ingresos, se espera que el 40% y el 26% de los empleos se vean afectados por la IA, respectivamente. Los mercados emergentes se refieren a lugares como India y Brasil con un crecimiento económico sostenido, mientras que los países de bajos ingresos se refieren a economías en desarrollo con un ingreso per cápita dentro de un cierto nivel, como Burundi y Sierra Leona.

“Muchos de estos países no tienen la infraestructura ni la fuerza laboral calificada para aprovechar los beneficios de la IA, lo que aumenta el riesgo de que con el tiempo la tecnología pueda empeorar la desigualdad”, señaló Georgieva.

Advirtió que el uso de la IA podría aumentar las posibilidades de malestar social, particularmente si los trabajadores más jóvenes y menos experimentados aprovecharan la tecnología como una forma de ayudar a aumentar su producción mientras los trabajadores más veteranos luchan por mantenerse al día.

La IA se convirtió en un tema candente en el WEF en Davos el año pasado cuando ChatGPT arrasó en el mundo. La sensación del chatbot, que funciona con IA generativa, generó conversaciones sobre cómo podría cambiar la forma en que las personas trabajan en todo el mundo gracias a su capacidad para escribir ensayos, discursos, poemas y más.

Desde entonces, las actualizaciones de la tecnología han ampliado el uso de chatbots y sistemas de IA, haciéndolos más comunes y estimulando inversiones masivas.

Algunas empresas de tecnología ya señalaron directamente a la IA como una de las razones por las que están reconsiderando los niveles de personal.

Si bien los lugares de trabajo pueden cambiar, la adopción generalizada de la IA podría, en última instancia, aumentar la productividad laboral e impulsar el PIB mundial en un 7% anual durante un período de 10 años, según una estimación de marzo de 2023 realizada por economistas de Goldman Sachs.

Georgieva, en la publicación de su blog, también citó oportunidades para aumentar la producción y los ingresos en todo el mundo con el uso de la IA.

“La IA transformará la economía global”, escribió. «Asegurémonos de que beneficie a la humanidad».

 


Fuente

Deja una respuesta