15 de abril de 2024

Amazon contrata a SpaceX para el lanzamiento de sus satélites de Internet

(CNN) — Amazon acaba de firmar un acuerdo con su principal competidor, SpaceX, dirigido por Elon Musk, para lanzar satélites con transmisión de Internet, una medida que se produce incluso cuando el fundador de Amazon, Jeff Bezos, persigue sus propios sueños espaciales con su propia compañía de cohetes, Blue Origin, y mientras SpaceX construye su…

(CNN) — Amazon acaba de firmar un acuerdo con su principal competidor, SpaceX, dirigido por Elon Musk, para lanzar satélites con transmisión de Internet, una medida que se produce incluso cuando el fundador de Amazon, Jeff Bezos, persigue sus propios sueños espaciales con su propia compañía de cohetes, Blue Origin, y mientras SpaceX construye su propia constelación de internet.

Si bien Musk y Bezos han sido notoriamente competitivos y tienen un historial de enfrentamientos abiertos en las redes sociales, con Musk regularmente haciendo bromas groseras sobre Bezos y Blue Origin, no es raro que rivales comerciales se unan en el mundo de los lanzamientos de cohetes. Algunos satélites de Amazon seguirán viajando en un gran cohete fabricado por Blue Origin, denominado New Glenn. Pero se ha retrasado durante años y su lanzamiento será, como muy pronto, el próximo año.

Amazon anunció el acuerdo en un comunicado de prensa el viernes, donde indica que la compañía firmó un pacto para lanzar sus satélites en tres lanzamientos de SpaceX Falcon 9, que se espera que comiencen a mediados de 2025.

Amazon está trabajando para construir una constelación de miles de satélites de Internet, llamada Proyecto Kuiper, que pretende transmitir conectividad a todo el planeta. Competirá directamente con el servicio Starlink de SpaceX, que ya cuenta con más de 5.000 satélites en órbita.

Amazon está muy por detrás de su competidor. Tiene dos prototipos de satélites, que fueron lanzados en octubre a bordo de un cohete construido por United Launch Alliance (ULA, por sus siglas en inglés), una empresa conjunta entre Boeing y Lockheed Martin.

La empresa fundada por Jeff Bezos fue noticia en abril de 2022 cuando firmó un contrato por miles de millones de dólares para lanzar satélites Kuiper en 77 cohetes construidos por Blue Origin, otra empresa fundada por Bezos, así como por ULA y el proveedor de lanzamiento europeo Arianespace.

Pero esos contratos iniciales también provocaron una demanda de los accionistas.

Presentada por The Cleveland Bakers y Teamsters Pension Fund en agosto, la demanda alega que los ejecutivos de Amazon “incumplieron consciente e intencionalmente sus responsabilidades fiduciarias más básicas” en parte al renunciar a la opción de lanzar satélites del Proyecto Kuiper en cohetes construidos por SpaceX, que según la demanda es «uno de los proveedores de lanzamiento más rentables».

«Las afirmaciones de esta demanda carecen completamente de fundamento y esperamos demostrarlo a través del proceso legal», dijo un portavoz de Amazon en ese momento.

En su declaración del viernes, Amazon dijo que el acuerdo anterior «proporciona capacidad suficiente para lanzar la mayoría de nuestra constelación de satélites, y los lanzamientos adicionales con SpaceX ofrecen aún más capacidad para respaldar nuestro calendario de despliegue».

Sin embargo, independientemente de quién pueda lanzar los satélites, primero Amazon debe hacer que los satélites funcionen.

En una entrevista el mes pasado, Rajeev Badyal, vicepresidente de tecnología del Proyecto Kuiper, dijo a CNN que los prototipos fueron totalmente exitosos.

«Hasta ahora, todo lo que hemos probado en tierra estamos obteniendo los mismos resultados en el espacio», dijo Badyal.

Eso allana el camino para que Amazon comience a lanzar más lotes de satélites operativos. Badyal dijo que la compañía planea comenzar a probar el servicio beta con los clientes a fines de 2024.


Fuente

Deja una respuesta