21 de febrero de 2024

Alemania anunció su apoyo a Israel y lo definió como una razón de Estado

A pesar de ser una marcha prohibida, 20 mil manifestantes colmaron el centro de Berlín solidarizándose con la lucha de Palestina. Imagen: Ana Muro. En Alemania las manifestaciones en general, y las solidarias con Palestina en particular, están prohibidas. También el uso de la Kufiya (pañuelo simbólico) o cualquier manifestación de gestos, hechos o dichos…

A pesar de ser una marcha prohibida, 20 mil manifestantes colmaron el centro de Berlín solidarizándose con la lucha de Palestina. Imagen: Ana Muro.

En Alemania las manifestaciones en general, y las solidarias con Palestina en particular, están prohibidas. También el uso de la Kufiya (pañuelo simbólico) o cualquier manifestación de gestos, hechos o dichos que se refieran al ataque de Israel. Y se criminaliza la solidaridad con la campaña de Boicot, Desinversiones y Sanciones (BDS) a Israel. En este marco, el Canciller alemán Olaf Scholz aseguró al Primer Ministro israelí Benjamín Netanyahu su solidaridad y dijo que la seguridad de Israel y sus ciudadanos es una cuestión del Estado alemán. Condenó además el atentado de Hamás. Amistades peligrosas. ¿Qué hay detrás? Por Ana Muro, para ANRed.

Manifestaciones prohibidas

El control social en Alemania se ve reflejado en varios ámbitos: en el Plano sindical/laboral existe una ley de huelgas. Las leyes migratorias son cada vez más duras, el proceso de asilo es cada vez más largo y restrictivo. En Alemania el derecho a manifestarse en público es restringido. Por nombrar algunos ejemplos: las manifestaciones políticas están prohibidas. Uno de los requisitos para organizar una marcha es registrarla ante las autoridades. En ese sentido, las manifestaciones solidarias con Palestina estaban prohibidas.

Durante el mes de Octubre de 2023, en varias vecindades de Berlín, como Neukölln, en donde vive una gran cantidad de migrantes de origen árabe, hubo concentraciones contra la ocupación en Palestina, a pesar de la prohibición. El número de detenidxs fue enorme. Mucha gente tenía miedo de ir, porque se esperaban muchas detenciones y represión debido a la prohibición. Sin embargo, cada vez se sumaba más gente. Debido a esa resistencia de todo el mes de octubre, el gobierno tuvo que ceder, se pudo movilizar y más de 20.000  personas colmaron la ciudad al canto de «¡Viva Palestina!».

Ahmed, un activista de iniciativa socialista desde abajo, comentó que fue dos veces detenido: “la primera vez tenía una bandera de Palestina Libre en la mano y la segunda había gritado Palestina Libre. Un policía me dijo que si lo seguía haciendo me iba a detener. Una compañera mía estaba fotografiando y un policía le quería sacar la cámara, quise ayudarla y me choqué con el policía y le dije “andá a la mierda”. El policía me había reconocido y me preguntó si había estado en las otras manifestaciones y me detuvieron. Lxs manifestantes eran encerrados por cordones policiales y luego detenidxs. Tuvimos que firmar por cometer una contravención contra el orden público. Las fuerzas policiales ya habían preparado una especie de oficina en la calle. Por más de tres horas esperando, sin poder beber ni comer. Entre lxs detenidxs había menores de edad”.

Ahmed continúa: “porque los supuestos derechos civiles básicos como orden y propiedad están subordinados en última instancia a la razón de ser del Estado alemán y tienen que proteger esos derechos”. Añade que la “solidaridad con la lucha de Palestina por su liberación es una urgente e importante parte de la lucha internacional contra el imperialismo y el peligro de una posible tercera guerra mundial. La izquierda debe continuar con sus métodos de huelgas, protestas masivas y desobediencia civil a prohibiciones como el apoyo a Palestina”.

Otras prohibiciones

“La Kufiya, el pañuelo simbólico, como cualquier manifestación de gestos, hechos o dichos que se refiera al ataque de Israel o el apoyo al grupo terrorista Hamas o Hisbollah está prohibido a estudiantes berlinenses a partir del 23.10.2022”, anunció Katharina Günther-Wünsch, ministra de Educación del partido cristiano CDU.

Se obligaba a maestrxs a delatar quienes del alumnado “violaban” esa norma. La represión policial berlinesa fue más brutal que en el resto de las ciudades alemanas, porque allí vive la diáspora más populosa y la que muestra mucha simpatía por la causa de Palestina. En 2014, en Berlín 1500 personas protestaron contra el bombardeo de Israel en Gaza, y 15.000 jóvenes en 2021 palestinenses se organizaron y se hicieron escuchar a través del grupo Palestina Habla. En otras ciudades, como Frankfurt o Hamburgo, también fueron prohibidas las marchas.

También se criminaliza a la solidaridad con BDS (boicot y sanción cultural y económica/política a Israel), y muchas conferencias y encuentros con el tema Palestina fueron prohibidos, basadas en una resolución estatal de 2019. Algunas provincias han acudido a la justicia porque esa resolución viola el derecho de libertad de expresión. A pesar que el tribunal administrativo federal juzgó de anticonstitucionales, en Enero 2023, intenta el gobierno toda clase de artimañas, como quitar subvenciones estatales a instituciones sociales que se solidarizan con Palestina.

Foto: Ana Muro.

Alemania apoya a Israel

Luego del ataque de Hamas, todos los edificios gubernamentales de Alemania se vistieron con la bandera de Israel. Asimismo, la prensa homogénea empezó a demonizar a Hamas y a toda persona que se solidarice con Palestina.

El crimen del Holocausto creó una “deuda” que nunca podrá saldarse. A pesar de ayudar a los supervivientes y a sus descendientes después de la Segunda Guerra Mundial y de pagar millonarias indemnizaciones, los gobiernos alemanes, desde el Canciller Konrad Adenauer, en 1949, han decidido contraer un autocompromiso: la existencia del Estado judío forma parte de la política exterior alemana. Esta razón de Estado es una promesa unilateral de protección, según la cual las fuerzas armadas alemanas intervendrían a favor de Israel en caso de emergencia.

El entonces embajador alemán en Israel, Rudolf Dressler, en 2005, dijo: «la existencia segura de Israel es de interés nacional para Alemania y, por tanto, forma parte de nuestra razón de Estado». Hace 15 años, el mismo concepto lo reafirmó la ex Ministra Angela Merkel en el 60° aniversario de la proclamación de Israel como Estado.

Durante una visita a Tel Aviv, diez días después del ataque de Hamas, el Canciller Scholz aseguró al Primer Ministro israelí Netanyahu su solidaridad y dijo que la seguridad de Israel y sus ciudadanos es una cuestión de Estado alemán, y condenó enérgicamente el atentado terrorista de Hamás. Netanyahu hizo un llamamiento a «luchar contra la barbarie».

El Canciller volvió a condenar el ataque de los terroristas de Hamás del 7 de octubre en los términos más enérgicos posibles: «Israel tiene derecho a defenderse de este terrorismo». Esto está consagrado en el derecho internacional. Scholz prometió a Netanyahu proteger las instituciones judías en Alemania: «la vida judía en Alemania es un regalo». En cuanto a las manifestaciones contra Israel en Alemania, añadió: «glorificar y celebrar la violencia es inhumano y aborrecible. Está prohibido y será castigado»

En el conflicto actual, se ha pedido a Alemania que suministre equipos médicos y hasta dos aviones de combate. Como intercambio Israel da municiones, uniformes y metralletas a Alemania. Además comunica los resultados de la investigación del sistema de armas.

Amistades peligrosas: tanta solidaridad no es gratis

Alemania es una gran exportadora de armas y lucra con las guerras y la muerte. La guerra de Ucrania hasta ahora genera una ganancia de 6,4 billones de Euros. En 2022, a través de un contrato con Israel, Alemania envió tres misiles crucero y equipamiento de submarinos por el valor de tres billones de Euros, de los cuales Alemania pagó un tercio del total del costo.

Comenta Ramsis Kilani, revolucionario socialista palestinense: “esa relación militar data desde 1956, después del rearmamento tras la segunda Guerra Mundial. Alemania envía dos lanchas patrulleras. Desde 1962 hasta 1965 se envían de forma secreta mucho armamento de todo tipo, en valor de 334 millones de marcos alemanes. Desde 1970, Israel desarrolla, por un encargo de las fuerzas aéreas alemanas, el sistema TSPJ (sistema de defensa antiaérea). Las unidades especiales contra el terrorismo Sajaret Matkal y YAMAM sirven de inspiración para la estructura del GSG9, unidad especial alemana contra el terrorismo. Israel, asimismo, creó el software Pegasus por el grupo NSO, que se usa mundialmente como espionaje a periodistas críticos y activistas de derechos humanos”.

También, la prensa hegemónica demoniza la lucha palestinense y sus seguidores: en sus artículos hablan de «bárbaros» y «plagas». Esas afirmaciones crean en la sociedad más odio y confusión. Además, el propio estado de Israel se autocaracteriza como Estado judío y eso conlleva que los no judíos ya están siendo discriminados.

ANRed te necesita

Día a día intentamos brindarte información de calidad y ofrecerte un punto de vista diferente sobre lo que sucede. Somos un medio comunitario, alternativo, popular y autogestivo. Vivimos en tiempos de una crisis económico-social profunda y compleja. En ese contexto, ANRed sólo puede seguir creciendo con tu ayuda.

Podés aportar otro importe por CBU: 0440053040000248921330 (Banco Hipotecario)

Si tenés alguna duda, o querés saber más sobre nosotros, podés comunicarte al 11-2250-6241 o por mail (redaccion@anred.org).

También podés seguirnos en nuestras redes sociales: FacebookTwitterInstagram


Source

Deja una respuesta