19 de abril de 2024

5 conclusiones de la audiencia de directivos de tecnología: acusaciones, lágrimas y desplantes

Washington (CNN) — Un grupo de directores de redes sociales se enfrentó, una vez más, a un interrogatorio en el Congreso este miércoles sobre los riesgos que sus productos representan para los jóvenes. Los CEO de Meta, TikTok, Snap, Discord y X, antes conocida como Twitter, testificaron ante la Comisión Judicial del Senado a primera…

Washington (CNN) — Un grupo de directores de redes sociales se enfrentó, una vez más, a un interrogatorio en el Congreso este miércoles sobre los riesgos que sus productos representan para los jóvenes.

Los CEO de Meta, TikTok, Snap, Discord y X, antes conocida como Twitter, testificaron ante la Comisión Judicial del Senado a primera hora del miércoles. La audiencia tuvo algunos momentos emotivos, con las disculpas de dos CEO, las duras preguntas de los senadores y las reacciones de familias presentes en la sala que han visto cómo algunos de sus hijos se han visto perjudicados.

Estas son las principales conclusiones.

Las familias y las víctimas fueron una fuerza inmensa en la audiencia

Mark Zuckerberg, CEO de Meta, comparece ante la Comisión Judicial del Senado de EE.UU. en la audiencia «Big Tech and the Online Child Sexual Exploitation Crisis» en la ciudad de Washington, el 31 de enero de 2024. (Crédito: BRENDAN SMIALOWSKI/AFP vía Getty Images)

Las familias de las personas perjudicadas por los medios sociales demostraron ser una fuerza inmensa en la audiencia del miércoles.

Entre aplausos, risas ante los testimonios de los CEO, silbidos y momentos de silencio, los padres que dicen que sus hijos sufrieron o murieron como consecuencia de las redes sociales fueron un tema clave.

Aumentaron la tensión y, en algunos casos, parecieron alimentar los ataques de los legisladores contra los CEO. El Congreso ha celebrado muchas audiencias de CEO de empresas tecnológicas. Pero, más que ningún otro factor, la presencia de tantos padres en la sala transformó la audiencia e inyectó un sentido de urgencia sin precedentes.

Zuckerberg y Spiegel se disculpan personalmente

El CEO de Meta, Zuckerberg, se levantó para pedir disculpas a las familias presentes en la sala de audiencias.

«Siento todo por lo que han pasado», dijo. «Nadie debería pasar por las cosas que han sufrido sus familias y por eso invertimos tanto y vamos a seguir haciendo esfuerzos en toda la industria para asegurarnos de que nadie tenga que pasar por las cosas que sus familias han tenido que sufrir».

En respuesta, el senador Josh Hawley pidió a Zuckerberg, como multimillonario, que «compense» a las familias cuyos hijos se han visto afectados por sus plataformas.

En respuesta a la insistencia del senador demócrata por California Laphonza Butler, el CEO de Snap, Evan Spiegel, también pidió disculpas a las familias cuyos hijos han muerto después de comprar drogas en Snapchat.

«Siento mucho que no hayamos sido capaces de prevenir estas tragedias», dijo Spiegel, antes de detallar algunos de los esfuerzos que realiza la compañía para proteger a los usuarios jóvenes.

Senadores expresan su preocupación por las prácticas de las empresas

Mark Zuckerberg, en el centro, se dirige al público durante la audiencia de este miércoles de la Comisión Judicial del Senado en la ciudad de Washington. (Crédito: Kent Nishimura/Bloomberg/Getty Images)

La senadora Marsha Blackburn se enfrentó a Zuckerberg por los documentos internos de Meta que sugieren que la empresa estima el valor de por vida de un usuario adolescente en US$ 270.

«¿Cómo es posible que se te ocurra eso? Me parece inaudito», dijo Blackburn, antes de reconocer a un grupo de defensores de los jóvenes entre el público e invitarles a ponerse en pie.

Cuando lo hicieron, los defensores revelaron que llevaban camisetas con el lema «Valgo más de US$ 270».

«Los menores no son su prioridad. Los niños son tu producto», le dijo Blackburn a Zuckerberg en el tenso intercambio.

El senador republicano por Louisiana John Kennedy dijo que las plataformas Meta se han convertido en un «campo de exterminio de la información» donde los usuarios «solo ven un lado de una cuestión».

«Han convencido a más de 2.000 millones de personas para que cedan toda su información personal, cada parte de ella, a cambio de poder ver lo que sus amigos del instituto cenaron el sábado por la noche», dijo.

Preguntando si Facebook deja claro a sus usuarios cómo la plataforma monetiza sus datos, Kennedy dijo: «¿Su acuerdo de usuario sigue siendo una porquería?».

Esto provocó algunas risas en la sala.

Zuckerberg dijo que la gente entiende lo básico de cómo funcionan las redes sociales.

«Estás en el límite de lo repulsivo. Rastreas a personas que ni siquiera son usuarios de Facebook», dijo Kennedy. «Simplemente me pregunto si nuestra tecnología es mayor que nuestra humanidad en beneficio de este canal».

La senadora demócrata por Minnesota Amy Klobuchar apareció visiblemente alterada mientras relataba las historias de padres cuyos hijos se vieron perjudicados por las plataformas de medios sociales, incluidos jóvenes que se suicidaron tras ser amenazados por depredadores en línea.

«Estoy harta de esto», dijo Klobuchar. «Han pasado 28 años… desde el inicio de Internet. No hemos aprobado ninguno de estos proyectos de ley, porque todo el mundo es ‘doble discurso, doble discurso’. Es hora de aprobarlos de verdad».

Los legisladores interrogan al CEO de TikTok sobre la conexión de la plataforma con China

El CEO de TikTok, Shou Chew, fue interrogado varias veces sobre la conexión de la empresa con China, a través de su empresa matriz ByteDance, y el grado de acceso e influencia que la plataforma concede al gobierno chino.

En una ocasión, Chew dijo al senador republicano por Arkansas Tom Cotton que era «una coincidencia» que fuera nombrado CEO de la plataforma un día después de que el fondo de inversión en Internet del Partido Comunista Chino comprara una participación del 1% en la principal filial china de ByteDance, obteniendo un puesto en el consejo de la filial.

El senador republicano por Missouri Josh Hawley también interrogó a Chew sobre las conexiones de la empresa con China y su partido comunista.

En otra ocasión, a preguntas del senador republicano por Texas Ted Cruz, Chew describió la masacre de la plaza de Tiananmen de 1989 en Beijing como una «protesta masiva».

Aunque la caracterización de Chew del suceso es exacta, omite la sangrienta represión posterior contra los activistas prodemocráticos por parte del gobierno chino, que hoy está fuertemente censurada en la Internet china. En declaraciones posteriores, Chew se refirió a la plaza de Tianamen como una masacre cuando se le presionó.

Chew ya había declarado ante el Congreso que TikTok permite en su plataforma contenidos sobre la plaza de Tiananmen. TikTok no opera en China. Pero su empresa matriz, ByteDance, distribuye una aplicación sustancialmente similar conocida como Douyin.

Una rara fuerza unificadora en el Capitolio: el odio a las redes sociales

La audiencia del miércoles demostró una vez más la extensión de las críticas a las empresas de redes sociales entre los legisladores, un tema bipartidista poco frecuente en el Capitolio.

En un primer momento, el senador republicano Lindsey Graham destacó que no tiene «casi nada en común» con su colega demócrata, la senadora Elizabeth Warren, y que su filosofía política difiere de la del senador demócrata Dick Durbin. Sin embargo, señaló que coinciden en los temas de cómo la tecnología está afectando a la sociedad.

«Elizabeth y yo vemos aquí un abuso al que hay que hacer frente. El senador Durbin y yo tenemos filosofías políticas diferentes, pero aprecio lo que ha hecho en esta comisión. Ha sido un gran socio. A todos mis colegas demócratas, muchas, muchas gracias. A mis colegas republicanos, muchas, muchas gracias», dijo el senador Graham.

Sin embargo, a pesar del interés de ambos partidos por perseguir a las plataformas tecnológicas, el Congreso aún no ha aprobado una legislación significativa para regular a las empresas de redes sociales.

La mayor parte de la acción ha tenido lugar en las asambleas legislativas estatales y en los tribunales, que se han convertido en campos de batalla de nuevas políticas que incluyen mínimos de edad para las redes sociales.

«Estoy harto de hablar. Estoy harto de discutir», dijo Graham. «Abran la puerta de los tribunales. Hasta que no lo hagan, nada cambiará. Hasta que no se pueda demandar a esta gente por el daño que están haciendo, todo es palabrería».


Fuente

Deja una respuesta