ESCLAVITUD Y MUERTE, UN DRAMA LATINO EN LAS CARCELES CHINAS QUE HASTA AHORA CONOCES, PERO DEL CUAL TU ERES PARTE.

Apenas ayer, (si ayer) como persona y grupo de trabajo editorial, nos habíamos percatado del drama de un latinoamericano en China, por medios televisivos locales el continente se ha enterado de que el gobierno chino ha ejecutado al colombiano Ismael Archiniegas, un periodista que fue capturado tratando de ingresar 4 kilogramos de cocaína al gigante asiático, después de 6 años de constante sufrimiento y de postergar su sentencia, el 27 de febrero de 2017, siendo las 8:30 PM hora Nueva York fue ejecutado con la inyección letal el otrora periodista, a pesar de las múltiples notas de clemencia de la cancillería colombiana para que no se llevara a cabo dicha ejecución, lo único que pudieron conseguir fue una llamada de despedida entre el ejecutado y sus familiares en Colombia, ya que según el embajador chino en este país latino, la ejecución no tiene reversa por ser un mecanismo de miedo contra el tráfico de drogas y personas que es un flagelo frecuente en gigante y milenario asiático.

Investigando un poco más el asunto. Se ha descubierto por ejemplo que hay más de un centenar de colombianos y mexicanos respectivamente detenidos en cárceles Chinas, unos condenados a cadena perpetua y otros a pena de muerte, el drama no excluye a Brasil, Perú, Ecuador y tal vez otros que no tengan reportes del uso de llamadas ‘’Mulas Humanas’ para ingresar cocaína a China, es alarmante además porque ante el conocimiento de los dos primeros países (Colombia y México), el drama puede transportarse a otras parte del continente en el afánde obtener dinero fácil.

china

En la misma investigación, se ha descubierto entre otras cosas que la legislación China además de aprobar la explotación laboral en los grandes campos industriales donde compañías como Apple, Huawei entre otras tienen sendas fábricas o proveedores, también la misma legislación permite que básicamente sean los prisioneros quienes paguen su estadia en la cárcel con trabajo igual o peor que el de las fábricas, si así como se lee, y lo explicaremos de la siguiente manera:

La cárcel Donnguan que es la que más extranjeros tiene reclusos, obligan a trabajar por 12 Horas a los prisioneros, con 20 Minutos para cada comida y dos oportunidades para ir al baño y además en esta gigante y oscura fabrica donde duermen en camas de piedras hasta 6 reclusos por celda, es prohibido hablar entre si cuando se laboral, pues los guardias chinos golpean a quienes lo hacen.

Un Ingeniero Neozelandes, que fue detenido cuatro años por participar en una riña callejera, descubrió por ejemplo que los audífonos que se usaban en una aerolínea Neozelandeza llamada Qantas, eran confeccionados en esa prisión, una aerolínea que él había usado muchas veces, también comenta que los guardias les obligaban a entregar 1500 lámparas diarias cuando era el momento de hacerlo, todo esto sumado a que muchos gigantes de la tecnología subcontratan a proveedores que compran productos a fábricas chinas, esto es la fachada con las cuales no son descubierto y nos hacen ser parte de este terrible flagelo.

Con este dramático relato estimado lector, no queda más que decir que antes de intentar ingresar drogas a China o cualquier otro país con una legislación tan estricta (Indonesia, Singapur entre otros) hay que pensárselo muy bien, lo que se puede llegar a sufrir en esas cárceles puede ser terriblemente doloroso para usted y su familia.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*