El hombre que me domina

En nuestra serie de relatos y confesiones, esta jovencita nos viene con una liberación de su mojigatismo y encima promete mas, esta es la historia:

Llevaba ya una semana hablando con alguien de la universidad, un chico no muy apuesto de otra carrera que me hablo a mi whastapp una vez saludándome.

Yo le hablaba re normal, porque la verdad es que tengo novio, y el me hablaba aveces con una tiraderita que me gustaba pero que mantenía a raya. pasaban los días y no había mensaje que no me escribiera diciéndome cosas lindas, eso me fastidiaba y le dije que parara, pero su respuesta fue simplemente algo que me lleno de angustia pero excitación al mismo tiempo:

NO ME IMPORTA QUE TENGAS NOVIO, QUIERE TENERTE PARA MI AUNQUE SEA UN POCO. La noche se puso caliente y empezábamos a preguntarnos cosas (y yo con un puto miedo porque nunca había hecho esto y con mi novio llevaba bastante tiempo, aunque la relación se puso un poco aburrida) y quedamos de vernos en su casa el domingo.

Tenía todo el miedo posible cuando llegue a su casa y cuando me saludo simplemente se me vino todo abajo, YO ESTABA TEMBLANDO y a el solo se le ocurre reírse para ponerme mas nerviosa. Se sentó en su sofá y me llamo moviendo su cabeza, y yo como si fuera mascota le hice caso.

Comenzamos a besarnos bien rico, el acariciaba mi espalda y cuando note que ya tenia una erección marcada intente alejarme, pero entonces me tomo y me sentó sobre el; las palabras que terminaron de montar la noche fueron: SE QUE NUNCA HAS HECHO ESTO, POR ESO MEJOR HAZ TODO LO QUE TE DIGA Y VA A SALIR BIEN, ASÍ QUE RELÁJATE.

Entramos a su cuarto, me pidió que me acostara; lo hice, que me quitara la ropa, lo hice y desde la puerta del cuarto solo me miraba como temblaba del miedo mientras cumplía sus ordenes. Se sentó a mi lado y comenzó a tocarme todo el cuerpo (me erizaba completamente cuando lo hacia) y como noto que yp esta muy húmeda me pidió que me acostara y comenzó a tocarme con sus manos en mi vagina…

ESTE HOMBRE TENIA UNAS MANOS MARAVILLOSAS QUE ME HACÍAN RETORCER DE PLACER, y no se de donde saque tanto valor para pedirle que me lo metiera aun cuando todo el tiempo mis únicas palabras desde que nos vimos fue HOLA.

Entonces el se paro se quito la ropa y pude ver ese miembro, grueso, grandesito, me acaricio la cabeza y me dijo: YA SABES QUE HACER. así que comencé a chuparlo y no prosegui solo porque me lo pidio, para rapidamente acostarse sobre mi y penetrarme tan duro como le fuera posible, pero lentamente, yo senti como entraba cada centimetro de su miembro. de ahi en adelante el se encargo de moverse ferozmente mientras con una mano tenia mis manos agarradas juntas arriba de mi cabeza y con la otra sobre mi cuello, ejerciendo presión pero sin ahorcarme.

Demoramos demasiado cambiando de una posición a otra y para mi sorpresa, el no habia acabado. ya era tarde asi que me pego una nalgada y me dijo: VETE O PUEDE QUE SOSPECHEN ALGO, PARA LA PRÓXIMA DEBES HACERME ACABAR…

adivinen quien volvio a su casa a los 3 días.

Prometo continuar la historia en una proxima ocasion…

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*